Ana Saldaña

Siempre he pensado que como cocinero, no sólo se trata de preparar los platillos perfectos, sino que debemos tener capacidad para innovar y, por ende, inventar nuevos platillos. Ahora que estamos en casa, parecería fundamental aprender a ser flexibles en nuestra cocina cotidiana para reducir el desperdicio y aprovechar al máximo lo que tenemos, pero sobre todo para disfrutar de los momentos que pasamos en la cocina.

Estoy convencida que para impulsar el proceso creativo hay que aprovechar los recursos hoy disponibles en redes sociales e internet. Recuerdo hace años, que en una platica escuché a Andoni Luis Aduriz, del reconocido restaurante español Mugaritz quien decía que “observar es aprender, aprender para desaprender y así crear. Asimilar lo que vemos consiste en pasar todo lo que hemos detectado por el filtro de la conciencia. Asimilando se despiertan nuestras neuronas. Y las neuronas nos llevan a crear cosas geniales aunque en origen nadie hubiéramos apostado por conseguirlo”.

Esta reflexión aplica no sólo a cómo se puede llevar un proceso creativo en un laboratorio, sino también en lo que cocinamos en casa y como inspiramos nuestros platillos en recuerdos de viajes, de recetas familiares, de momentos especiales. El innovar implica contar con una capacidad para “conectar los puntos” e hilar las experiencias para crear cosas nuevas. 

No siempre es fácil invocar a la creatividad y esto resulta aún más difícil cuando estamos inmersos en una rutina, como la que vivimos en esta pandemia. Pero es justo esa hambre de vivir experiencias diferentes que puede ser nuestra inspiración para crear nuevos sabores, viajar a tierras lejanas a través de los platillos que preparemos en casa y también porque no, aprender nuevas destrezas y trucos en la cocina.

Por eso, junto con Moolli.com, la empresa que fundé, nos hemos hecho a la tarea de semanalmente ofrecer una serie de recetas para echar a volar tu imaginación. Estoy convencida de que si bien los mexicanos somos creativos, aún existen oportunidades para crear más espacios para la innovación con la curaduría de contenido. Más allá de ver una serie de Netflix, existe la posibilidad real de seleccionar las mejores experiencias que se pueden hacer en casa y sobre eso, crear.

A veces lo más difícil en la cocina, es atreverte a dar el primer paso. Te sorprenderán los resultados. En las semanas que llevamos compartiendo las recetas, podemos afirmar que hemos convertido a más de un seguidor que antes ni de loco se metería a la cocina, en un cocinero contento que además está replicando experiencias que nunca imaginó podría hacer. Lo que más nos llena de orgullo, es saber que estamos siendo fuente de innovación y además ofreciendo experiencias únicas en casa. Las puedes encontrar en la cuenta de Instagram @moollimx.

La innovación e inspiración es algo que debemos buscar continuamente. Sé que no todos nos prestamos para convertirnos en conejillos de indias, pero si estás en busca de una aventura este verano, a veces no hay que ir tan lejos, tal vez está frente a ti y sólo hay que observar, preparar tus ingredientes y aprovechar el momento.

Espero que tengas un fabuloso día y recuerda; ¡hay que buscar el sabor de la vida!

Compartir