Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

En el mercado de drogas ilegales el auge del fentanilo en Estados Unidos ha provocado que la demanda de opio mexicano se haya desplomado. En 2017 los agricultores de opio vendían el kilo en 20 mil pesos, actualmente el precio es de entre 8 mil y 6 mil pesos, de acuerdo con el estudio “No más opio para las masas. Desde el boom del fentanilo de los Estados Unidos hasta la crisis del opio en México: ¿Oportunidades en medio de la violencia?

El análisis elaborado por el Network of Researchers in International Affairs (NORIA, por sus siglas en inglés) en colaboración con el Mexico Institute del Wilson Center, apunta que las ganancias de opio en el Triángulo Dorado (Sinaloa, Chihuahua y Durango) así como en Oaxaca, Guerrero y Nayarit han venido en picada desde hace dos años.

La economía del opio, que sostuvo por largo tiempo a las comunidades más marginadas de México canalizó a estos poblados alrededor de 19 mil millones de pesos sólo en 2017, pero ahora se halla en una profunda crisis.

Sin embargo, con la llegada del fentanilo el kilo de opio crudo pasó a 20 mil a 8 o 6 mil pesos, pues la demanda de esta sustancia se ha mermado en en un estimado de 7 mil millones de pesos, cita el estudio.

Estas pérdidas han hecho que las ganancias de los agricultores desaparezcan, que las economías de las aldeas se sequen y que aumente la emigración.”, destaca NORIA.

Para los especialistas la solución no solo debe enfocarse en la sustitución de cultivos, también urge una política integral de seguridad, basada en el conocimiento profundo de las dinámicas de violencia, así como en un desarrollo económico que ofrezca a los productores agrícolas alternativas licitas.

NORIA destaca el eje de seguridad, pues “los grupos criminales en México no son nada sino flexibles y adaptables al cambio.”, por lo que preocupa que el control sobre estas regiones cambie a otras actividades como la tala y minería ilegal o la producción de drogas sintéticas.

A pesar de que se ha abierto el debate en la despenalización de la mariguana, “las recientes propuestas para legalizar el opio para la industria farmacéutica deben considerarse seriamente.”, ya que ello resolvería solo una parte del problema. NR

Compartir