Compartir

Irene Muñoz

@iremunoz

Cada vez son más las mujeres y hombres que acuden al consultorio de un cirujano plástico o experto en dermatólogía en búsqueda de tratamientos que les permitan mejorar el aspecto de su rostro así como retrasar lo más posible sin tratamientos quirúrgicos, los signos de envejecimiento. Para ellos el gel de ácido hialurónico es una gran opción.

 El ácido hialurónico es producido de forma natural por el organismo y aporta hidratación, así como volumen. Con el paso del tiempo la producción disminuye, lo que genera una pérdida en el volumen y es cuando aparecen las arrugas.

1000 veces su peso en agua retiene el ácido hialurónico, lo que la hace la sustancia más hidratante.

Aplicación y temporalidad

Ante su pérdida se creó para su aplicación un gel de ácido hialurónico, aplicado por medio de microinyecciones que permiten remodelar los contornos del rostro. Un nuevo estudio ha dado a conocer que este tipo de rellenos generan un gran beneficio para retrasar los signos de envejecimiento.

 Por medio de ellos se pueden restaurar las mejillas y regresarles el aspecto juvenil, rellenar una cicatriz generada por el acné y recuperar la lozanía del rostro.

 La edad para su aplicación es diferente que en cada paciente por su modificación hormonal, así que el doctor tratante es la persona ideal para determinar su aplicación en el momento preciso, pero pide una consulta en cuanto veas signos de flacidez y líneas de expresión en el rostro.

 La duración del tratamiento puede ser de nueve meses a un año, ya que la pérdida es gradual.

>Es necesario aportar un poco de ácido hialurónico para hidratar, sintetizar mejor el colágeno y protegernos de agresiones externas

Nuevos hallazgos 

Se dio a conocer en la edición de febrero de Plastic and Reconstructive Surgery, nuevos hallazgos que benefician aún más su aplicación.

 En el estudio, dirigido por la especialista Ivona Percec, participaron 30 mujeres de 41 a 65 años. Se les trató con la técnica de estereofotogrametría digital en 3D aplicada a los pliegues nasolabiales de moderados a severos (las líneas laterales entre la comisura de los labios que suben a la nariz) y las líneas de marioneta (de la comisura de la boca a la barbilla). Escanearon el prerrelleno facial para después de seis semanas, medir el estiramiento facial y la compresión de la piel de las participantes.

 Como resultado detectaron que los rellenos de ácido hialurónico redujeron la tensión en los músculos faciales que generan las expresiones (el bótox paraliza el músculo) y lograron que la piel sea más firme y no pueda estirarse tanto en expresiones, por ejemplo, la sonrisa. Esto ayuda a que se minimicen las líneas y arrugas a largo plazo.

 Este es un resultado secundario al efecto para el que se utilizaba, y que era sólo para dar volumen.

 Así que, con sus conocidos beneficios sumados a los nuevos hallazgos, es tiempo de consultar con el experto y explores las posibilidades de mejorar tu rostro.  

Los productos hialurónicos son ligeros y se absorben de manera instantánea; funcionan bien en todos los tipos de piel. ¿Cómo no amarlos?

Compartir