Compartir

Redacción ejecentral
Foto Record

Foto Record

La modelo Irina Shayk dio la gran sorpresa de la noche en el clásico desfile de Victoria’s Secret al caminar por la pasarela más tapada que sus compañeras, lo que desató los rumores de un posible embarazo.

  

En un hecho insólito para el famoso desfile de lencería, la modelo decidió ser precavida, pues no mostró del todo su pancita, la cual intentó cubrir con distintos atuendos que, sin querer, resaltaron más su abultado vientre.

Los rumores comenzaron hace un mes, cuando Irina, conocida por sus prendas ajustadas, lucía un holgado vestido negro en una fiesta en Londres junto a Madonna y Kate Moss.

Shayk desfiló en París en dos ocasiones, una de las cuales vistió un conjunto de lencería rojo el cual cubrió con una chaqueta, siendo la única modelo tapada.

La modelo mantiene un noviazgo con el actor, Bradley Cooper de 41, quienes a pesar de los distintos rumores de ruptura mantienen la relación.


 

Compartir