FOTO: LUIS CARBAYO /CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) solicitó el embargo a la aerolínea mexicana Interjet por deudas fiscales acumuladas entre 2013 y 2017.

Sin embargo, la aerolínea informó que les fue concedida la suspensión definitiva para que se declare inconstitucionalidad del cobro y la medida solicitada por el SAT.

La aerolínea, como otras empresas comúnmente lo han hecho, solicitó un aparo el día 10 de julio del año en curso, para que se declare la inconstitucionalidad el cobro y pidió la suspensión de la medida. El día de hoy, el Poder Judicial le otorgó la suspensión definitiva», señaló en un comunicado.

«Interjet está aclarando diferencias de impuestos que considera erróneas y por eso las está impugnado».

El SAT designó a una interventora con cargo a la caja, quien se encargará de retener el 10 por ciento de todos los ingresos de la aerolínea para destinarlos al pago de impuestos pendientes.

El periódico Reforma dio a conocer que la intervención fue decretada por la Administradora Desconcentrada de Recaudación del DF, el pasado 27 de junio. Tras esto, el 19 de julio pasado, un juez federal concedió una suspensión provisional contra la designación de la interventora, siempre que se constituyera una garantía equivalente al 10 por ciento de sus ingresos mensuales a favor del SAT.

Interjet impugnó el fallo del juez, al considerar incosteable entregar el 10% de todos sus ingresos mensuales, sin embargo, el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa confirmó la decisión el 7 de agosto.

La anotación de un embargo en el folio mercantil de una sociedad anónima puede producir efectos devastadores en su clientela y provocar una condición de alarma entre sus acreedores, que al enterarse de que la negociación está embargada, tendrán una reacción distinta a la que se espera normal frente a una negociación que pasa por etapas operativas complicadas», afirmó Interjet, según la publicación de Reforma.


La aerolínea advirtió que el cese de operaciones afectaría a los 50 mil pasajeros que transporta en sus 84 aeronaves diariamente, además de que los acreedores entrarían en pánico y demandarían el pago de sus deudas.

Lo más seguro es que el negocio de que se trate quiebre o que en su caso, dicha situación sea aprovechada por competidores», expuso.

El procedimiento administrativo contra Interjet tiene el número SAT-85.4-2019, por los ejercicios fiscales de 2013, 2014, 2015 y 2017, que fueron pagados parcialmente.(Con información de Reforma)EM

ES DE INTERÉS |

Compartir