Compartir

ejecentral

Todo estaba listo para que la Secretaría de la Defensa adquiriera nuevos helicópteros al gobierno del presidente Vladimir Putin, pero sin mayores explicaciones, desde Lomas de Sotelo le dijeron a Rusia que no concretarían la compra. Diplomáticos rusos buscaron en la cancillería mexicana, que los subalternos del secretario José Antonio Meade les explicaran las razones por las cuáles los militares mexicanos habían preferido acudir con el gobierno de Estados Unidos y colocar ahí la orden de compra, a un precio más caro, pero no hubo respuestas claras. Lo que sí quedó como una sospecha entre los rusos, dicen los que saben, es que la anexión de Crimea fue la razón política del cambio de señal.

Compartir