La lucha por declarar época al Antropoceno deriva en una confrontación épica

25 de Mayo de 2024

La lucha por declarar época al Antropoceno deriva en una confrontación épica

Promo Portada Guardian 389.jpg

La lucha por declarar época al Antropoceno deriva en una confrontación épica

/

The Guardian

La lucha por declarar época al Antropoceno deriva en una confrontación épica
The Guardian

Los detractores sostienen que fijar el inicio de la era humana en una fecha concreta no tiene en cuenta la larga historia de cambios antropogénicos, por ejemplo, a través de la agricultura. La propuesta fija la fecha de inicio de esta era en 1952, marcada por la lluvia radiactiva de plutonio procedente de las pruebas nucleares

El intento por declarar oficialmente el Antropoceno como época geológica se ha convertido en una disputa épica, después de que se cuestionara la validez de una votación que se había filtrado y que aparentemente anula la propuesta.

Los partidarios de la idea llevan 15 años trabajando en ella.

Afirman que formalizaría los cambios innegables e irreversibles que la actividad humana ha provocado en el planeta. Marcaría el final de la época del Holoceno, los 11 mil 700 años de medio ambiente global estable en los que se desarrolló toda la civilización humana.

Sus detractores sostienen que fijar el inicio de la era humana en una fecha concreta no tiene en cuenta la larga historia de cambios antropogénicos, por ejemplo, a través de la agricultura.

La propuesta fija la fecha de inicio del Antropoceno en 1952, marcada por la lluvia radiactiva de plutonio procedente de las pruebas nucleares.

Una nueva época también requiere un lugar concreto que represente el cambio, y en julio se seleccionaron los sedimentos recogidos en un lago de Canadá.

Sin embargo, un comité geológico, la Subcomisión de Estratigrafía Cuaternaria (SQS), que votó en febrero, descartó la propuesta por 12 votos contra cuatro, según un informe del New York Times.

Posteriormente, el presidente de la SQS declaró que la “supuesta” votación “infringía las normas estatutarias” y solicitó una investigación sobre el asunto.

Las posibilidades de que el Antropoceno se adopte formalmente parecen escasas, ya que el presidente de la Comisión Internacional de Estratigrafía, que supervisa la SQS, declaró a la revista Nature que la propuesta “no puede seguir avanzando”.

Si se confirma la votación, podría presentarse una nueva propuesta. En cualquier caso, el concepto de Antropoceno ya se utiliza ampliamente para describir el impacto de la humanidad en el planeta.

11 mil 700 años es otra estimación sobre el 
comienzo del Antropoceno, 
según algunos científicos.

Una propuesta alternativa podría ser declarar el Antropoceno un “evento” geológico.

Estos tienen lugar a lo largo del tiempo, no forman parte de la escala de tiempo geológica oficial y no necesitan la aprobación de un comité. Las extinciones masivas y la oxigenación de la atmósfera, de hace dos mil millones de años, se denominan eventos.

“El impacto humano se adentra mucho más en el tiempo geológico”, afirma el profesor Mike Walker, miembro del SQS y de la Universidad de Gales, Trinity Saint David. “Si ignoramos eso, estamos ignorando el verdadero impacto, el impacto real, que los humanos tienen en nuestro planeta”.

Sin embargo, el presidente de la SQS, el profesor Jan Zalasiewicz, de la Universidad de Leicester, afirmó: “La supuesta votación se ha realizado contraviniendo los estatutos de la ICS. La violación de las normas estatutarias incluía las relativas a la elegibilidad para votar y otras normas vitales para garantizar un proceso científico adecuado. La (filtración) ha expuesto a la SQS, y por defecto a sus organismos científicos matrices, a un considerable daño potencial para su reputación”.

Zalasiewicz, apoyado por uno de los vicepresidentes de la SQS, declaró que había solicitado una investigación “que incluya la apertura de un procedimiento para anular la presunta votación”.

Philip Gibbard, miembro de la SQS por la Universidad de Cambridge, declaró a Nature que el motivo de la cuestión de la anulación era una objeción al proceso de votación que comenzó el 1 de febrero, cuando el resto del comité quería seguir adelante: “Aquí hay muchas envidias”.

El profesor Colin Waters, presidente del Grupo de Trabajo sobre el Antropoceno (AWG por sus siglas en inglés) que elaboró la propuesta, declaró a The Guardian:

“Independientemente de la votación, el AWG respalda plenamente su propuesta, que demostró más allá de toda duda razonable que el sistema terrestre se encuentra ahora claramente fuera de las condiciones interglaciares relativamente estables del Holoceno y que los cambios son irreversibles”.

Dijo Waters: “Los estratos del Antropoceno también son distintos de los del Holoceno. Pueden caracterizarse utilizando más de 100 señales sedimentarias permanentes, entre ellas radionúclidos antropogénicos, microplásticos, cenizas volantes y residuos de pesticidas, la mayoría de los cuales muestran fuertes aumentos a mediados del siglo XX”.

“El Antropoceno, aunque breve en la actualidad, tiene magnitud e importancia suficientes para ser representado en la escala temporal geológica”, afirmó.

“Seguiremos defendiendo el caso y no me sorprendería que en el futuro se pidiera que se reconsiderara la propuesta”, finalizó.

Te Recomendamos: