Foto: Especial

Compartir

Jonathan Nácar

Durante septiembre de este año el haber sido testigo de balaceras o “disparos frecuentes” rompió un récord de mayor incidencia con 41.0%, el mayor registro desde septiembre de 2013 cuando se realizó la primera Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que hace el INEGI; respecto al tercer trimestre de 2017 ese mismo rubro significó un aumento del 7.2%.

El mes pasado, las ciudades donde las personas se sintieron más inseguras la encabezó el municipio mexiquense de Ecatepec de Morelos, seguido de Villahermosa, Tabasco; Reynosa, Tamaulipas; Cancún, Quintana Roo; Fresnillo, Zacatecas y Tapachula Chiapas.

Con base en los resultados que este miércoles presentó el vigésimo primer levantamiento de la ENSU, la percepción de inseguridad en esas ciudades o municipios varió entre el 96.3 en el caso de Ecatepec, y osciló entre el 94.5 hasta el 90.4% en el caso específico de Tapachula.

En contra parte,  las ciudades con menor percepción de inseguridad a la primera quincena de septiembre fueron: San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza, Mérida, Saltillo, Durango y Puerto Vallarta, con 21.6, 34.2, 38.1, 39.1, 40 y 41.4%, respectivamente.

Si bien la percepción social de inseguridad a nivel nacional pasó de 75.9 a 74.9, y en el caso de los hombres encuestados también disminuyó un 2.1% al pasar de 71.3 a 69.2 al comparar septiembre con junio de este año; en cuanto a la percepción de inseguridad de las mujeres hubo un ligero  incremento de un punto porcentual al subir a 79.7, lo cual se traduce en una estimación de que siete de cada 10 varones se siente inseguros, y ocho de cada 10 mujeres sienten más inseguridad.

La mayoría de las mujeres encuestadas, equivalente al 64.7% dijo haber consultado los “noticieros en televisión” para informarse sobre la situación de la seguridad pública en su ciudad, el 61.9% reconoció informarse a través de la comunicación directa con vecinos y un 47.4% lo hizo a través de Facebook. Por su parte, 61.1% de los hombres recurrió a los noticieros en televisión, y 45.8% se informó a través de Facebook

Si bien respecto al atestiguamiento de conductas delictivas o antisociales, la encuesta registró una disminución de 1.4% en robos o asaltos con respecto al segundo trimestre de 2018, en cuanto al tercer trimestre de 2017, hubo un incremento de 7.2% en cuanto a la atestiguación de disparos frecuentes con armas, 2.3% sobre el atestiguamiento de bandas violentas o pandillerismo, 1.6% subió la percepción de consumo de alcohol, y 1.4% aumentó la venta o consumo de drogas.

El cambio de rutinas o hábitos para prevenir ser víctima de un delito fue otro de los aspectos que la ENSU reflejó que aumentaron entre la población de 18 años o más, residentes de las ciudades donde se levantó la encuesta.

Lo cual implicó que el 65.8% de la población reconoció haber cambiado sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito durante el tercer trimestre de 2018; un 61.1% dijo haber restringido el hábito de “permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda”; el 55.8% cambió rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas las ocho de la noche” y 38.2% cambió rutinas relacionadas con “visitar parientes o amigos”.

En cuanto a los lugares donde la gente se dijo sentir más insegura, la ENSU señala que en septiembre pasado, el 81.7% de los encuestados dijo sentirse más inseguros en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 75.1% en el transporte público, 69.9% en el banco y 67.8% en las calles que habitualmente usa.

Respecto a las  tres ciudades con mayor porcentaje de personas que reportaron haber tenido conflictos o enfrentamientos fueron: Tonalá (59%), Hermosillo (56.5%) y Toluca de Lerdo (56.1%). Y las ciudades donde con menores porcentajes de conflictos reportados fueron: Piedras Negras (13.3%), Guadalupe (17.2%) y Chihuahua con 19 por ciento.

Compartir