Compartir

Simón Vargas

EUA continúa siendo por excelencia el mayor proveedor de armas ilegales a México y otros países latinoamericanos

Un problema que lastima gravemente a México es el tráfico de armas ligeras, no es una novedad decir que este tráfico asesino atiza la violencia relacionada con las drogas, creando una espiral criminal sin fin, subrayó la Arquidiócesis Primada de México en el editorial Armados hasta los Dientes, publicada el pasado 19 de abril en el semanario “Desde la Fe”. http://bit.ly/1Ik63Gh

En el texto se hace alusión al momento que vivimos actualmente de proselitismo electoral, del cual señalan esta escaso de propuestas a la ciudadanía y las que existen son mínimas y sin impacto, del mismo modo, aseguran que la mayoría de los candidatos no consideran combatir de raíz los males de la violencia y el tráfico de armas, “no es con base en principios de reciprocidad o esquemas de cooperación como se regula la introducción de armas”.

En el editorial se cita un documento de diciembre 2014, del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados que calculó que diariamente ingresan al país 2 mil armas de fuego y, que el 85 por ciento de las armas que circulan en México son de procedencia ilegal, sobre el cual ya escribí un artículo en su oportunidad. http://bit.ly/1GCqiNm

El pasado mes de marzo la Oficina de Inteligencia Estratégica e Información de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) de los Estados Unidos de América (EUA), publicó un reporte que brinda información relevante sobre el origen de las armas de fuego incautadas y rastreadas durante el periodo 2009-2014 en México. http://1.usa.gov/1PSA6r5

La información contenida en el reporte, confirma que EUA continúa siendo por excelencia el mayor proveedor de armas ilegales a México y otros países latinoamericanos, por ejemplo, el año pasado se incautaron 15 mil 397 armas, de las cuales 8 mil 200 fueron manufacturadas en territorio estadounidense y, 2 mil 861 importadas de dicho país, es decir 11 mil 061 armas.

En síntesis, aproximadamente el 71.9 por ciento de las armas de fuego ilegales que circulan en México provienen de EUA. Cabe destacar que este porcentaje aumentó casi 5 puntos desde 2009, sin embargo, el número de armas de fuego incautadas disminuyó significativamente, pasando de 21 mil 783 en 2009 a 15 mil 397 en 2014.

Al respecto de estas cifras, Clay Boggs, Oficial de Programas de WOLA México, manifestó que el gobierno de Barack Obama no ha consumado en realidad ningún esfuerzo medible para contener el flujo ilegal de armas a México a través de su frontera sur. “Estas armas de fuego están alimentando la violencia en México y en otros países también”, remató. http://bit.ly/1dpyfvZ

Ante la gravedad del aumento de la violencia y de los homicidios en Centroamérica y algunas zonas de México, el gobierno federal y algunos gobiernos estatales, así como el Congreso de los EUA tienen que actuar, ya que se trata de una responsabilidad compartida con consecuencias para todos, argumentó Clay Boggs. “Deben hacer todo lo que esté a su alcance para detener el flujo mortal de armas a través de la frontera sur”.

En este contexto el reporte del Instituto Igarapé y el Instituto transfronterizo de la Universidad de San Diego: El camino del arma: estimaciones del tráfico de armas a través de la frontera entre México y EUA, concluyó que este flujo de armas estadounidenses a México y Centroamérica, es lo que está alimentando la violencia en esos países, que a su vez ha provocado un recrudecimiento de los solicitantes de asilo que llegan a la frontera con EUA. http://bit.ly/1ufBR71

Sin embargo estas armas, municiones y explosivos no fueron introducidas al país de forma legal, sino que son traficadas ilegalmente a México, pero además descubrieron otro dato mucho más alarmante, que un gran porcentaje de estas armas son producto de decomisos hechos por las propias autoridades mexicanas.

No solamente se trata de la falta de decisiones de los distintos niveles de gobierno de nuestro país o de la ausencia de propuestas contundentes que ataquen el problema de fondo, indudablemente, también influyen las legislaciones y políticas de otras naciones, sobre todo de los EUA, nuestro mayor proveedor de armas de fuego legales e ilegales.

Con la finalidad de conseguir resultados eficientes y facilitar el trabajo de la guerra contra las drogas, sería importante reconocer la raíz del problema, comprender el verdadero papel que todas las naciones involucradas desempeñan en la demanda del tráfico ilícito de drogas, sobre todo la relación con EUA, esto podría influir de forma positiva en las secuelas que actualmente son desproporcionadas en Latinoamérica.

 

*Analista en temas de Seguridad, Educación y Justicia

simon@inprincipioeratverbum.com.mx

@simonvargasa

facebook.com/simonvargasa

Linkedin: simón-vargas-aguilar

www.inprincipioeratverbum.com.mx

 

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

Compartir