Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Una vacuna que se crea en China contra la Covid-19 pasó la primera etapa de la prueba clínica, al demostrar que es segura, bien tolerada y capaz de generar una respuesta inmune contra el SARS-CoV-2 en humanos, revela un estudio publicado por la revista médica The Lancet.

El equipo que conforman investigadores del lnstituto de Biotecnología de Pekín y la compañía Cansino Biologics, dieron a conocer los resultados y todos los datos disponibles para el escrutinio de la comunidad científica, en dicha publicación.

La seguridad de la vacuna se demostró con ensayos que duraron 28 días con 108 voluntarios sanos, en los que se pudo observar que generaba anticuerpos y linfocitos T en los voluntarios.

En la primera fase, la vacuna debe comprobar que éstas son seguras y que los pacientes las toleran adecuadamente; pero estos resultados aún no indican si la vacuna protege definitivamente contra la Covid-19.

Mediante un virus del resfriado común atenuado, se invaden las células humanas sin provocar la enfermedad; este es el medio de transporte para introducir en las células del paciente el material genético que codifica las proteínas que forman las espículas con las que el SARS-CoV-2 entra en las células.

Esas células producen la proteína que llega al sistema inmune de quien recibe la vacuna y le permite crear anticuerpos que después reconocerán esa espícula e impedirán la infección. Con información de Xinhua. MAAZ

Compartir