Oscar Moha

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, es el municipio con la mayor pluralidad religiosa en México. A ello contribuyen las 32 estaciones de radio que transmiten programas de contenido espiritual, de las 69 que se pueden escuchar en frecuencia modulada en esa localidad. Es decir, casi la mitad del cuadrante transmite música religiosa, predicaciones, cultos en vivo, consejos, lecturas bíblicas y oraciones las 24 horas todos los días de la semana.

San Cristóbal fue fundada en 1528. Desde entonces, la religión ha sido fundamental para su desarrollo, económico, social, cultural y político. Desde ahí operó el Obispo Samuel Ruiz García en el inicio de la década de los 90’s la estructura e ideología del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) hasta su aparición en 1994, con la “bendición” y apoyo moral y humano de líderes de otras Asociaciones Religiosas. El municipio es hoy por hoy caldo de cultivo para cualquier manifestación pasiva -o de otra índole- en nombre de Dios. La radio juega un papel estratégico para la manipulación masiva en cualquiera de los idiomas regionales como el chontal, tzeltal, tzotzil y tojolabal.

El 18 de diciembre de 2004, el pastor Esdras Alonso fundó la primera estación de radio religiosa en esa localidad. La llamó “Alas de Águila”, que transmite en el 100.9, hasta hoy la más influyente en esa alcaldía. Luego apareció “Esperanza Miel” que transmite en español y en tzotzil en la frecuencia, cuya cabina está ubicada en el templo de la misma denominación. Y así fueron creciendo hasta saturar el cuadrante y en 2005 se llevó a cabo un “acuerdo” con los Gobierno Federal y Estatal para que las estaciones no fueran “desmanteladas” en operativos que llevaba a cabo la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

En la actualidad se puede escuchar “Radio Gracia”, en el 87.5 de FM, que es parte del movimiento religioso nacido en Colombia “Creciendo en Gracia”. El iniciador fue José Luis de Jesús Miranda, a quien reconocieron como “el nuevo Jesucristo” y lo apodaron “Papi”; a los congregantes les llaman “dioses” y se tatúan el número 666 en alguna parte de su cuerpo, incluyendo niños; su objetivo es “gobernar el mundo”. Se autonombran “la súper raza”, “ángeles de Dios”, “espíritus perfectos”. Tienen Iglesias en 18 países, incluyendo México. “Papi” murió el 17 de noviembre de 2013, padecía cirrosis hepática, pero su doctrina continúa propagándose a través de las ondas hertzianas.

Los operadores, locutores, aprendices de ingenieros de audio, guionistas, que prestan sus servicios en las improvisadas cabinas de radio han sabido combinar las redes sociales y la radio, como la 87.9 que tiene más de 13 mil seguidores en redes sociales y transmite principalmente programación musical cristiana.

Iglesias Bautistas, Adventistas y Pentecostales han invertido millones de pesos en la compra e instalación de equipos, infraestructura y mantenimiento de las antenas y los transmisores que se usan diariamente, comercializando sus espacios entre congregaciones y Ministros de Culto con menor poder adquisitivo que predican en la zona. En su mayoría no tienen ganancias económicas y se sostienen de las aportaciones de sus centrales, de donativos que hacen pastores y fieles de varios Estados y de colectas que las mismas estaciones organizan para recaudar fondos.

También está “Radio Fraternidad” en el 91.1 de FM, “radio no lucrativa al servicio de la Diócesis de SCDLC”, como se lee en su portal de Internet. Y aunque el 95% de las frecuencias son operadas por evangélicos, la radio católica mantiene un auditorio cautivo y con un rating que en diversos horarios supera al de las radios comerciales que también se escuchan en San Cristóbal de las Casas (al menos 37).

Las estaciones de radio religiosas tienen acaparado el mercado de almas en el Municipio considerado “el más mágico de los Pueblos Mágicos”.

PALABRA DE HONOR: Según datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos este año se registró un aumento del 26%, en comparación con el mismo lapso anterior, de mexicanos sin pasaporte que van hacia la Unión Americana. Según el Presidente Donald Trump, México está pagando un muro entre ambas fronteras que detendrá este fenómeno y agrega que hay 27 mil soldados aztecas cuidando los límites. Falta saber lo que opina de estos datos el Gobierno de México.

Compartir