Compartir

Karla Galicia

En tiempos de pandemia, el área de cuidados intensivos es donde atienden a los pacientes más graves; sin embargo, un estudio británico arrojó que el personal dedicado a esta área es quien menos ha contraído la Covid-19.

De acuerdo con los autores de dicho estudio, publicado en la revista médica Thorax, esto puede deberse a que han sido prioritarios en el reparto de equipos de protección de alto nivel, como las mascarillas.

“Creíamos que los profesionales de cuidados intensivos corrían un mayor riesgo, pero están relativamente bien protegidos en comparación con otros”, comentó el autor principal del estudio, Alex Richter, profesor de inmunología de la universidad de Birmingham.

Los profesionales que trabajan en las unidades de cuidados intensivos tienen prioridad en el uso de equipo de protección personal.

Para realizar este estudio, participaron más de 500 miembros del personal de los hospitales de Birmingham que trabajaban a finales de abril, cuando la epidemia causaba estragos y el confinamiento estaba en vigor en el Reino Unido. En ese momento, los hospitales recibían un promedio de cinco enfermos de covid-19 por hora.

El 24% de los participantes había desarrollado anticuerpos que demostraban que habían estado infectados por coronavirus, en comparación con el 6% de la población general de esta parte de Inglaterra.

Además del tema del equipamiento, esto podría deberse a que los profesionales de cuidados intensivos están más acostumbrados a aplicar rigurosamente las medidas preventivas, comentó un profesor de anestesia de la universidad de Bristol, Tim Cook.

Asimismo, Cook agregó que el fenómeno también podría estar relacionado con que los pacientes más graves y, por lo tanto que llevan más tiempo enfermos, son menos contagiosos que aquellos que han contraído hace poco el nuevo coronavirus.  

Compartir