FOTO: ESPECIAL

Compartir

Redacción ejecentral

Habitantes de los municipios de Aldama y Chenalhó, en Chiapas, firmaron un pacto de no agresión, lo que marca el inicio de una nueva etapa por la paz y la reconciliación.

“El pacto de no agresión que hoy se suscribe marca el inicio de una nueva etapa por la paz y la reconciliación entre los municipios de Aldama y Chenalhó, Chiapas.

Un evento histórico que da muestra de que cuando hay inteligencia, sabiduría y voluntad, se llega al entendimiento”, indicó el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas en su cuenta de Twitter.

En la firma estuvo presente el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, quien también firmó como testigo de honor del pacto suscrito entre pobladores de ambos municipios chiapanecos.

Desde la década de los 70, los habitantes de dichos municipios han estado bajo ataque en la zona colindante por un conflicto territorial y aunque en ese tiempo se pudo negociar, posteriormente se reavivaron los problemas hasta llevar al desplazamiento de familias.

En fechas recientes, en el periodo de abril de 2018 a enero de 2019 unas 25 personas han sido asesinadas entre ambos municipios.

El pasado 6 de enero, Ignacio Pérez Girón, alcalde del municipio de Aldama, ubicado en los Altos de Chiapas, fue encontrado muerto en Zinacantán, luego de dos días de haber sido reportado como desaparecido por sus familiares.

Tras los enfrentamientos registrados el pasado 21 y 22 de enero en límites de Aldama y Chenalhó, la Junta de Buen Gobierno Zapatista, responsabilizó a los tres niveles de gobierno de apoyar y financiar a grupos civiles armados.EM

ES DE INTERÉS |

Compartir