Compartir

Bet Birai Nieto

bnieto@ejecentral.com.mx

Un porcentaje alto de personas que trabajan por su cuenta suele estar asociado a mayores niveles de informalidad laboral, en especial en las regiones en desarrollo.

De acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Burundi es el país que registra a más personas empleadas de forma independiente, aunque en 20 años la tasa ha bajado unos puntos desde 1998, cuando comenzó con 94.80% y terminó 2018 en 94.72 por ciento.  

A éste le siguen otros países del continente africano como la República Centroafricana, Chad, Guinea Mali y Sudán del Sur que terminaron 2018 con porcentajes similares.

En el caso latinoamericano, Haití es el país con mayor porcentaje de trabajadores independientes sobre la cifra total de población empleada. Mientras que en Bolivia, el porcentaje alcanza a 62.5%, y en Cuba registra la menor tasa de la región, con sólo 9.3% de trabajadores autónomos sobre el total de personas empleadas.

Hacia 1998, México tuvo su punto más alto de hombres y mujeres que trabajaban de manera autónoma al reportar 38.83% contra 31.38% de 2018, según los datos de la OIT.

Los países del mundo árabe como Qatar, Kuwait, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Omán tienen el menor porcentaje de trabajadores autónomos en dos décadas, cerrando 2018 con tasas que van de 0.40 a 3.80 por ciento. 

Coloca el cursos sobre los colores de la barra y descubre toda la información

Fuente: OIT

Compartir