Compartir

Redacción ejecentral

El Congreso de Baja California aprobó este miércoles, con 22 votos a favor, que San Quintín sea el sexto municipio de la entidad, tal y como lo prometió Jaime Bonilla cuando era candidato a la gubernatura de la entidad.

Durante su campaña a la gubernatura, Jaime Bonilla tuvo un encuentro con mujeres de San Quintín, a quienes dijo que esta comunidad “debe tomar su propio destino y ser responsable de su propio futuro”, por lo que, de resultar electo, ayudaría a su municipalización.

Un día después de ganar las elecciones estatales, Jaime Bonilla visitó San Quintín y presenció un concierto de la Orquesta de Baja California. Ahí, aseguró a los asistentes que ese tan solo era un “tentempié” de lo que tendrían en este nuevo municipio durante su gestión.

Así, pese a las críticas por parte de una suma de pobladores, San Quintín se suma a Mexicali, Ensenada, Playas de Rosarito, Tecate y Tijuana como municipio de Baja California.

La población indígena de esta región envió a Diputados una misiva en la cual cuestionan la decisión de municipalizar San Quintín. Aseguraron que no se tiene claro lo que ello implica y que no fueron consultados al respecto.

Este nuevo municipio pertenecía anteriormente a Ensenada, sin embargo, los pobladores exigían su municipalización pues se sentían abandonados por los autoridades estatales y municipales en términos presupuestales y de seguridad.

Ya en 2012 se había realizado un plebiscito para municipalizar San Quintín, sin embargo, no fue posible pues no se consiguió el porcentaje de participación ciudadana requerido, que era de 10 por ciento.

En aquel entonces, el listado nominal de ciudadanos de Ensenada era de 350 mil habitantes y solo se logró la participación de 25 mil personas, es decir, el 7 por ciento. De ese porcentaje, 17 mil 580 votaron a favor y 7 mil 584 en contra.

Un año más tarde, el Congreso voto para que fuera reconocido como municipio, empero, el entonces gobernador, José Guadalupe Osuna vetó dicho acuerdo.

En 2017 el intento por municipalizar San Quintín volvió, no obstante, no tuvo la misma fuerza que en años anteriores. CJG

Compartir