Compartir

Jonathan Nácar

redaccion@ejecentral.com.mx

El primer trimestre de este 2019 fue para la Ciudad de México uno de los más críticos arranques de año en el último lustro, en cuanto al repunte de delitos. De enero a marzo, según las estadísticas oficiales, la capital del país resintió el alza no sólo de homicidios y crímenes con armas de fuego, sino de varias modalidades de robo con violencia, lesiones, extorsiones e incluso delitos que habían sido contenidos, como los secuestros. 

Este agravamiento en la incidencia delictiva no sólo coincide con el cambio de gobierno, sino con el alza de la tasa de desempleo en este primer trimestre, la segunda más alta desde 2016.

Cuando en el primer trimestre de hace cinco años los homicidios intencionales no superaron los 200 casos, para este año los asesinatos se duplicaron, reportando 447 víctimas, y en el 69% de esos crímenes se utilizó un arma de fuego. 

Un caso atípico es el secuestro, pues, aunque en los primeros meses había disminuido desde 2005 —hasta llegar a cuatro víctimas en 2018—, para el mismo lapso de este año la cifra de personas que padecieron la privación de su libertad alcanzó los 27 casos, y de un año a otro significó un aumento de más de 125 por ciento. 

Lo mismo ocurrió con las cinco modalidades de robos con violencia, pues los números advierten que uno los hurtos que más se elevó fue el de robo a transeúnte en vía pública, que tan sólo en el último año (primer trimestre) creció en una tasa arriba del 160%; mientras que los asaltos en el transporte público colectivo subieron 176 por ciento. 

447 homicidios dolosos se cometieron en la CDMX en el primer trimestre de 2019. En 2015 hubo 183 casos en el mismo periodo.

OLA VIOLENTA. Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) confirman que en este 2019 despuntaron ilícitos, tanto en número de víctimas como en la cantidad de carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes.


Compartir