Compartir

Oscar Santillán

La renovación del moribundo Servicio de Transportes Eléctricos de la Ciudad de México correrá a cargo de China.

Específicamente, la empresa Yutong México, S.A. de C.V será la que provea 40 trolebuses de nueva generación que brindarán servicio en el Corredor Cero Emisiones de Eje Central, el más importante de este sistema de transporte y que por día, en promedio, recauda 220 mil 900 pesos.

De acuerdo con los contratos que ejecentral obtuvo vía transparencia, el costo unitario de cada trolebús se fijó en seis millones 244 mil 598 pesos, es decir, en total por las 40 unidades el STE desembolsó 289 millones 749 mil 346 pesos, lo que se tradujo en un ahorro de más de dos millones de pesos, respecto al monto autorizado para la compra.

›Pero más allá de la renovación de la flotilla de trolebuses, la vinculación con China es estratégica. Apenas el 2 de julio el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se reunió con su homólogo Wang Yi, en Beijing, China, donde resaltó la necesidad de intensificar la relación entre los dos países en áreas como manufactura avanzada, movilidad eléctrica, comercio electrónico, servicios en línea y logística.

Al menos en el sector de la movilidad eléctrica el gobierno de la Ciudad de México dio el primer paso. Yutong es el más grande fabricante de autobuses de China y con los contratos suscritos con el STE se consolidó la primera gran compra de trolebuses chinos en México.

“Según mi punto de vista, políticamente se acerca más China y México. Y justamente Yutong es una de las empresas chinas que están mostrando que los dos países están más cerca”, expuso en entrevista con ejecentral, Celio Zhang, gerente comercial de Yutong en México, 

La estrategia para ganar la licitación de los trolebuses, explicó  Zhang a este periódico semanal, fue ofrecer precios competitivos. Para ello, dijo, hay dos variables que le permiten asumir esta postura.

La primera, detalló, Yutong México es sucursal directo de Yutong China, por lo que no hay intermediarios ni distribuidores. El segundo, argumenta, es que la construcción de trolebuses es una industria muy madura en el país asiático y la empresa además es el mayor fabricante.

“Anualmente fabricamos 70 mil unidades. Entonces con ese tamaño, el costo de producción, el costo de materiales son controlados y más bajos. Por eso podemos ofrecer un precio más competitivo”.

Al rescate del Eje Central

La adquisición de los  40 nuevos trolebuses se da en un contexto de crisis para este servicio que, a pesar de no emitir ninguna emisión contaminante, se encontraba en el olvido.

De las 300 unidades que componen la flotilla de trolebuses del STE, menos de la mitad, 140, están en operación y 160 se encuentran en talleres listos para ser dados de baja, pues tienen alrededor de 30 años de vida útil.

En este sentido, la compra de los autobuses eléctricos permitirá, expone en entrevista el director general del STE, Guillermo Calderón, que se mejore el servicio del corredor Eje Central y que además se redistribuyan algunas unidades en los corredores como el de Eje 7-Félix Cuevas o Eje 2 Sur.

Según lo estipulado en la cláusula novena de los contratos GRM-ADQ-001-2019 y GRM-ADQ-002-2019, el 15 de noviembre de 2019  la empresa china está obligada a entregar los 40 nuevos trolebuses. La vigencia de los convenios es del 8 de abril de 2019 al 31 de diciembre de 2019.

Por lo pronto, esta semana iniciará la verificación por parte del STE a Yutong para comprobar que el primer trolebús de los 40 que proveerá, y al que se le denomina cabeza de serie, se elabora con base al anexo técnico y a la especificación técnica SI-DTR-8502692. De no hacerlo así los contratos pueden rescindirse. “Hay un residente nuestro que ahora precisamente está en tránsito hacia China para acompañar todo el proceso de manufactura”, comentó Calderón.

El gerente comercial de Yutong precisó que este mes están por terminar el trolebús cabeza de serie y prevén que llegue a México entre el 15 y el 30 de agosto para que se solvente la primera prueba del convenio.

Los nuevos trolebuses

La novedad de los nuevos trolebuses radica en que podrán prestar servicio durante 70 kilómetros sin necesidad de estar conectado a la catenaria del servicio eléctrico. Esto significa que tendrán la capacidad de dar tres vueltas continuas al Corredor Cero Emisiones de Eje Central, gracias a la batería de litio-fosfato con que estarán equipadas las unidades.

›“La vida útil de las baterías se diseña para 15 años, pero depende de su uso y de la forma en que se recarga”, explica el gerente comercial de Yutong. “Por ejemplo, si recarga con una corriente muy alta se gasta más la vida útil. Por eso nosotros, considerando la operación del cliente, ofrecemos la propuesta de recarga más apropiada”.

Para ello, detalló, pese a que en las bases no se habla sobre la recarga de las baterías, la empresa china proveerá de un cargador que colocará donde el Servicio de Transportes Eléctricos les indique.

Además, el trolebús deberá contar con espacio para transportar de 84 a 90 pasajeros, pero con la capacidad de soportar y operar en condiciones extremas con carga de pasajeros de 5/4, es decir de 105 a 112 pasajeros, sin que la unidad presente daños en su estructura o equipo. En cuanto a desempeño, las nuevas unidades tendrán como velocidad máxima los 60 km/h y un tiempo de operación mínimo ininterrumpido de 22 horas.

Aunque Yutong ha hecho lo posible por seguir las directrices de los anexos ténicos, Celio Shang comentó que sólo han presentado un diferencia en cuanto a la normatividad de los asientos.

“Como son buses de entrada baja y la norma de Semovi de la Ciudad de México estipula que en todos los asientos la dirección debe ser hacia delante, pero como es una estructura de piso bajo sugerimos que los asientos del eje trasero se coloquen hacia atrás porque en caso de frenar se puede caer el pasajero. Y mientras configuramos una cabecera en el asiento para proteger a los pasajeros”.

En cuanto a los accesos del trolebús, deberán estar colocadas dos puertas en el costado derecho de la unidad; la de ascenso deberá ubicarse en el eje delantero de la unidad, mientras que la de descenso tendrá que colocarse entre los ejes de las llantas.

Otra de las especificaciones contenidas en los anexos técnicos señala que a los trolebuses deberán habilitársele una rampa de acceso para personas con discapacidad en silla de ruedas. En cuanto a salidas de emergencia, Yotung tendrá que habilitar tres en cada trolebús: dos en el costado izquierdo y uno en el derecho.

Pero uno de los parámetros que será más evaluado es la composición de la carrocería. Y es que ésta debe evitar filtraciones pluviales, ya que en la capital la temporada de lluvias es de cuatro meses. Tanto así que en el punto 6.1.5.3 de la especificación técnica se establece  que la carrocería deberá estar garantizada contra filtraciones de agua hacia el interior del habitáculo por 20 años.

“No debe presentar filtraciones o goteras ante cualquier precipitación pluvial o de lavado del trolebús estático o en movimiento: entre los recubirmientos interior y exterior, parabrisas, ventadas de ventilas cerradas (de pasajeros y operador), puertas cerradas, medallón trasero, toldo, costados, frente y posterior con puertas cerradas no presentarán escurrimiento o goteras que incomoden al pasajero”, se puntualiza.

Pese a la importancia de este condicionante, en el contrato no se estipula esta garantía. Sólo en la cláusula décima sexta de los contratos se estableció una garantía por un año a cada trolebús como conjunto.

Respecto a los elementos de la parte eléctrica y electrónica, además de los dispositivos de protección, se les estableció una garantía de dos años. En cuanto al conjunto de puertas de ascenso, descenso, rampa para personas con discapacidad en silla de ruedas y la pintura en general se convino una garantía de tres años. Para el conjunto del sistema eléctrico y del eje delantero y trasero, diferencial, caja de transmisión o cardan, motor de tracción, se implementó una garantía de cinco años.

Según la cláusula trigésima quinta  de los contratos, el STE podrá rescindir los convenios si Yutong incumple, se atrasa, suspende injustificadamente o no realiza la entrega de los trolebuses con la calidad, características y especificaciones consignadas en el contrato, en los anexos, en la especificación técnica SI-DTR-8502692 y sus apéndices. O si incumple los plazos establecidos en el contrato. 

El STE de la ciudad cuenta actualmente con cocho Líneas de Trolebuses, con una longitud de operación de 203.64 kilómetros. La flota vehicular es de 300 trolebuses, con un intervalo de paso promedio de 4 minutos.

Un gigante asiático que viene de Henan

Así como Yutong disminuyó precios, también aceleró procesos. Seis meses antes de que el Servicio de Transportes Eléctricos lanzara la licitación para renovar la flota de autobuses, la firma china se inscribió, el 27 de julio de 2018, en el Registro Público de Comercio bajo el folio mercantil N-2018060985. Ocho meses después, el 1 de abril ganó el fallo de la licitación. Ahora el 15 de noviembre de 2019 tendrá que entregar los trolebuses en el Almacén General del Depósito de Tetepilco, en Iztapalapa.

La operación de la empresa oriental no fue asunto de un día. A decir de Celio Zhang, gerente comercial de Yutong en México, desde hace cinco años la firma vino a México a estudiar el mercado. Pero desde hace dos años estableció una estrategia para hacer negocios en el país.

Ambiente. De las ocho rutas que tiene el trolebús en la CDMX, tres son consideradas corredores “cero emisiones”.

Yutong tiene su origen en la provincia de Henan, China,  en 1963. En la actualidad es la empresa número uno en venta y producción de buses en China. En América Latina, su presencia se consolidó en Cuba, Venezuela, Ecuador, Chile y Uruguay. A nivel global exporta a Rusia, Arabia Saudita, Honk Kong y Macao.

No obstante, explica Celio Zhang, en movilidad eléctrica la primera venta de autobuses eléctricos fue en Santiago de Chile, donde proveyeron 111 unidades. “En China somos los más avanzados en tecnología de buses eléctricos. Yutong lidera esta tecnología”. 

En México apenas han establecido su subsidiaria Yutong México. En Aguascalientes y Querétaro cuentan con estaciones de servicio autorizado para dar garantía de posventa y tiene un grupo de trabajo permanente en el país que consta de seis personas: dos de comercialización y marketing, dos ingenieros-técnicos de servicios posventa y un ingeniero de ingeniería y productos.

 Si bien en Aguascalientes vendieron 55 autobuses de gas natural, la venta de trolebuses al Gobierno de la Ciudad de México, representa el primer paso estratégico en el sector de la electromovilidad. 

El paquete incluye capacitación

Cuando el último de los 40 trolebuses arribe al Almacén General del Servicio de Transportes Eléctricos iniciará la prueba del ácido. El STE y Yutong realizarán una revisión general del estado de cada unidad para verificar que no tengan daños. En caso de detectarse, el proveedor será quien los solvente.

Una vez resuelto ese proceso, Yutong deberá realizar las etapas de acondicionamiento y de pruebas de los trolebuses, de acuerdo con  la Especificación Técnica número SI-DTR-8502692.

Vínculos. El 2 de junio pasado, el canciller Marcelo Ebrard se reunió con su homólogo Wang Yi, con quien acordó incrementar el intercambio comercial.

De estar acordes con los parámetros establecidos se formulará una acta de recepción provisional. Si no se presentan fallas sistemáticas ni vicios ocultos no resueltos se elaborará el acta de recepción definitiva.

Al ser una tecnología nueva, Yutong está obligada a capacitar al personal del Servicio de Transportes Eléctricos y con ello garantizar la transferencia de conocimientos tecnológicos.

Según la cláusula 23, Yutong impartirá cursos sobre la conducción y operación segura de los trolebuses, al igual que del mantenimiento del área técnica de cada unidad. Los especialistas chinos deberán impartir cursos en sesiones de teoría y práctica, en idioma español, en los talleres e instalaciones del STE. “Al término de cada curso de capacitación, el proveedor proporcionará a cada participante un reconocimiento de capacitación”. 

Compartir