FOTO: ALBERTO ROA /CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

VERACRUZ. Sin obtener las dos terceras partes del Congreso, Marcos Even Torres, actual fiscal visitador de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, fue designado como Fiscal Anticorrupción.

Tras cuatro votaciones y luego de que los diputados de Morena tomaron la tribuna, las bancadas del PAN, PRI, Panal, PRD e independientes sumaron 27 votos a favor de Torres Zamudio.

Incluso la votación tuvo que ser «manual» porque el tablero y los micrófonos de todos los curules se descompusieron.

El funcionario cercano al Fiscal General, Jorge Winckler, y al gobernador Miguel Ángel Yunes, y considerado por Morena como un ‘fiscal carnal’, tomó protesta al cargo por cinco años.

En la terna participaron también Andrés Domínguez Fernández que obtuvo un voto, y Gustavo Fernando Bastó Pulido, que no tuvo ninguno.

No obstante, las fracciones de Morena, PRI y Juntos por Veracruz rechazaron la votación para la designación por considerar que la terna es impositiva.

En ese sentido, el PAN emitió un nuevo dictamen en el que sólo se incluyó a Marcos Even Torres por tener un mayor número de votos.

Las protestas de los legisladores de Morena y de la fracción Juntos por Veracruz no se hicieron esperar y lanzaron descalificativos desde sus curules a la Jucopo.

En medio de gritos de «asesinos», «traidores» y «son peor que Duarte», el profesor de la Universidad de Villa Rica tomó protesta como fiscal ante una mesa de instalación presidida por Eva Cadena.

Por su parte, Cuitláhuac García, gobernador electo de Veracruz, adelantó en su cuenta de Twitter, una posible impugnación del nombramiento.

«Finalmente, diputados locales ‘yunistas’ no pudieron obtener los dos tercios de los votos requeridos en la ley para aprobar el fiscal anticorrupción en Veracruz. Ante ello hicieron una intentona para dejar un fiscal “carnal” que caerá en tribunales», escribió.

SC

Compartir