La desaparición de las armas se da después de que la Marina tomó el control de la policía de Acapulco. Foto: Cuartoscuro / Carlos Alberto Carbajal

Compartir

Redacción ejecentral

El Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) dio a conocer que 342 armas desaparecieron de la Policía de Acapulco, por lo que dieron 72 horas al edil de la localidad, Evodio Velázquez Aguirre, para que aclare este faltante.

En total, el municipio dispone de mil 771 armas, por lo que el armamento desaparecido representa el 20%.

El grupo señaló que Velázquez Aguirre deberá sustentar si las armas fueron extraviadas o robadas con las denuncias respectivas.

Es de subrayar que el alcalde firmó el resguardo de la totalidad del armamento.

El GCG confirmó que desconocen la designación de Max Lorenzo Sedano Romano, hecha por el edil de Acapulco, como secretario de Seguridad Pública de Acapulco.

La agrupación resaltó que comunicaron, en dos ocaciones, al presidente municipal de Acapulco que Sedano Romano había reprobado sus exámenes de Control y Confianza, a lo que el edil «hizo caso omiso de la información».

El 25 de septiembre, la Policía de Acapulco quedó bajó el mando de la Marina y de la Policía Federal, después de que dos mandos policiacos y el director de tránsito fueran detenidos por sus presuntos nexos con el crimen organizado.

Los marinos y los federales detuvieron a los jefes operativos Luis Fernando y Brayan Antonio, acusados por el delito de homicidio calificado. También capturaron en un fraccionamiento al director de Tránsito y Vialidad, Rafael Rivas.

El operativo se realizó horas después de que la alcaldesa electa de Morena, Adela Román, quien tomará posesión mañana domingo, denunció que ella y algunos integrantes del nuevo Cabildo recibieron amenazas de muerte.

Compartir