Compartir

ejecentral

La declaración del presidente Enrique Peña Nieto convertida en ley para que el 50% de los puestos de elección popular –y las suplencias- sean para mujeres, metió en problemas a todos los partidos. En el PRI, que deben de ser ejemplares, no saben ni de dónde van a sacar mujeres políticas para los cargos de elección popular. Dicen los que saben que el Presidente puede poner su aportación con dos de las tres secretarias de Estado en el gabinete –en efecto, Mercedes Juan de Salud, y Rosario Robles de Desarrollo Social-, pero también se abrió la posibilidad de que la secretaria general del partido, Ivonne Ortega, vaya a San Lázaro para llenar el cupo de género, con lo que dejaría para mejor ocasión su integración al gabinete.  

Compartir