Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

El Tribunal Supremo español elevó a 15 años de cárcel la condena de los miembros de «La Manada», cinco hombres que violaron en a una joven y se grabaron para alardear, un caso que detonó una movilización feminista sin precedentes.

En 2018, se les había juzgado por abuso sexual y no violación, además lograron la libertad provisional, ello desató enormes protestas.

La víctima tenía 18 años cuando fue violada en julio de 2016 en Pamplona, España, esto en plenas fiestas de San Fermín.

La Manada obligó a la joven a practicarles sexo oral y la penetraron sin preservativos en la entrada de un edificio, le robaron el celular y la abandonaron semidesnuda.

Ellos compartieron las imágenes de la violación grupal por WhatsApp, una prueba utilizada en su contra en el juicio pero también contra la víctima, que debió justificar su aparente pasividad.

Un «escenario intimidatorio»

Cinco magistrados del Supremo, dos de ellos mujeres, concluyeron, por unanimidad, que sí hubo violación, toda vez que hubo intimidación o violencia contra la víctima.

«El relato fáctico describe un auténtico escenario intimidatorio, en el que la víctima en ningún momento consiente a los actos sexuales llevados a cabo por los acusados», escribió la Corte.

Se condenó a los hombres a 15 años de cárcel, les prohibió acercarse por 20 años a la víctima, para quien pidió una indemnización de 100 mil euros (unos 113 mil dólares).

Uno de los acusados recibió 2 años de prisión adicional por el robo del celular.

Debido a que La Manada estaba en libertad provisional la policía anunció en Twitter la detención de los cinco violadores para cumplir la condena.

Fue una violación. El fallo del Supremo sobre La Manada así lo confirma. Solo sí es sí. España sigue avanzando en la protección de los derechos y libertades de las mujeres», escribió el presidente del gobierno, Pedro Sánchez

Ni la víctima ni los cinco acusados, uno de ellos ex militar y otro Guardia Civil, acudieron a la audiencia.

«Yo sí te creo»

En abril de 2018, los cinco acusados fueron condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual, pero la calificación de violación fue descartada por los jueces al no ver ni intimidación ni violencia. Un fallo ratificado en la instancia de apelación.

En toda España, multitudes de mujeres, entre ellas muchas adolescentes, salieron a las calles bajo el lema «Yo sí te creo», en apoyo a la víctima. Fuera del país el caso generó nutridas movilizaciones feministas en Chile.

(Con información de AFP) NR

Compartir