Compartir

Redacción ejecentral

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Chad Wolf aseguró que el esfuerzo de construir los primeros 160 kilómetros de muro fronterizo ha reducido el cruce de migrantes en un 78 por ciento, en Yuma, Arizona.

Al presentar la construcción del muro fronterizo en Yuma, Arizona, el funcionario estadounidense enfatizó que esta estructura permitió cambiar las barreras anticuadas que existían anteriormente por una más “moderna”.

Señaló que este nuevo sistema “no es un reemplazo (del viejo muro) como nuestros críticos lo han llamado, es un nuevo muro”. Adelantó que esta construcción cuenta con tecnología de punta como sensores, cámaras de vigilancia y un mejor acceso para agentes fronterizos.

Chad Wolf indicó que si bien este muro no es de concreto como en un inicio lo ordenó el presidente Donald Trump, sí se trata de una barrera para el ingreso ilegales a Estados Unidos, además de que supone un obstáculo para el tráfico de drogas hacia este país.

Originalmente, Trump dijo a sus votantes que el muro divisorio de Estados Unidos y México con una longitud de 724 kilómetros, estaría construido a finales de 2020, sin embargo, hasta ahora solo se han erigido 160 kilómetros.

No obstante, ante esta situación, Chad Wolf destacó que, pese a ello, durante los primeros tres años de la administración de Donald Trump se han construido más kilómetros de muro que en los ocho de la pasada administración.

El miércoles pasado, una corte en Nueva Orleans autorizó poner a disposición del Gobierno estadounidense 3 mil 600 millones de dólares que forman parte del presupuesto del Pentágono para la construcción del muro fronterizo.

Por otro lado, el jueves un juez asentó una restricción para que seguidores de Trump inicien la construcción de sus propios muros fronterizos. CJG

Compartir