Compartir

Bet Birai Nieto

bnieto@ejecentral.com.mx

Dos escenarios extremos plantean un desafío para Facebook en el año 2100, dadoa que la red social Facebook podría tener más usuarios muertos que vivos.

Los investigadores Carl Öhman y David Watson mostraron en la revista Big Data and Society en el primer caso, que de 2018 hacia 2100, es decir, 82 años después, al menos mil 400 millones de los actuales usuarios de la  red social habrán fallecido.

El siguiente escenario presenta un resultado diferente. Si Facebook continúa su crecimiento  con su ritmo actual, de 13%, hasta lograr una saturación de este mercado, el número de usuarios fallecidos podría alcanzar hasta cuatro mil 900 millones.

“Usuarios” podría ser una palabra incorrecta para aplicarla en estos casos y aunque los datos de los fallecidos siguen vigentes, el destino de todas esa información y las actualizaciones son un tema sensible, citan los investigadores, quienes sostienen que sus cálculos se basaron en datos de mortalidad suministrados por la Organización de Naciones Unidas (ONU), mientras que la información de Facebook se obtuvo con la función Audience Insights.

Öhman refirió en su análisis que los resultados, más que representar una predicción sobre el futuro, representan una reflexión sobre el presente: destacar la importancia de la problemática de la herencia digital. 

Un aspecto que ha sido consideradocomo fundamental también apunta a quién tiene los derechos sobre los datos producidos en la red y cómo deben considerarse dentro de los intereses de familiares y conocidos del fallecido. “La gestión de nuestros restos digitales eventualmente afectará a quienes usan las redes sociales, pues algún día moriremos y dejaremos nuestros datos”, apuntó Öhman.

A manera de reflexión, apunta el estudio, los datos acumulados en una red social podrían ser un material para historiadores, haciéndolos de interés público.

“Nunca antes se ha reunido un archivo tan vasto de comportamiento humano en un solo lugar. Facebook debería invitar a los expertos a participar en el proceso de curar el volumen de datos que dejamos atrás”, advirtió el coautor de la investigación, David Watson. 

In memoriam

Facebook incluyó controles adicionales para sobrevivientes que supervisan las cuentas para evitar recordatorios dolorosos de los fallecidos.

Compartir