Compartir

Redacción ejecentral

La calificadora Moody’s Investors Service ajustó a la baja su perspectiva de crecimiento económico para México situándola de 2.2 a 1.7 por ciento para 2019.

HR Ratings ya lo había hecho igualmente desde el pasado 22 de febrero, la perspectiva fue de 1.9 a 1.7 puntos porcentuales.

La valorización de la calificadora HR Ratings obedece a  desaceleración de la demanda interna, por el lado del consumo, y a una mínima o nula contribución por parte de la inversión.

La firma Goldman Sachs engrosa la lista de instituciones que pasaron tijera a la perspectiva de crecimiento económico para México, que pasó de 1.7 a 1.5 por ciento, ya que «el impulso de crecimiento de finales de 2018 y principios de 2019 ha sido más débil de lo esperado en varias economías grandes: Argentina, Brasil y México».

El plan de rescate para Petróleos Mexicanos (Pemex) y el gasto en programas sociales ponen bajo presión las finanzas publicas nacionales, indicó Moody’s, ello puede repercutir en la calificación crediticia del país.

Jaime Rausche, analista soberano de México en Moody’s, explicó que a la agencia le preocupa el manejo de las cuentas publicas ante los programas que pretende implementar la administración de Andrés Manuel López Obrador.

A pesar del ajuste a la baja, la calificadora prevé una aceleración en 2020 a 2 por ciento, gracias a la inversión pública y transferencias del gobierno que impulsarán el consumo. NR

Compartir