Foto de @ImparcialOaxaca

Compartir

Redacción ejecentral

El sector salud en Oaxaca está en riesgo de colapso, la deuda que tienen es superior a los 9 mil millones de pesos, enfrentan pasivos por demandas laborales y multas por evasión fiscal ante la Secretaría de Finanzas; el abasto de los medicamentos se encuentra en niveles mínimos en algunas unidades médicas y el proceso de federalización sigue estancado.

 El pasado 12 de agosto, el gobernador Alejandro Murat reconoció que los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), enfrentan un déficit anual de mil 700 millones de pesos, principalmente para pagar a 8 mil trabajadores regularizados, federalizados y eventuales, de los 15 mil adscritos a la dependencia.

De acuerdo a una investigación de EL Universal, al 30 de junio de 2019, la deuda de los SSO pasó de 6 mil 996 millones de pesos, a finales del 2018 aumentó a 9 mil 270 millones. Esto quiere decir, en el último semestre creció en más de 2 mil 273 millones de pesos.

En un informe la dependencia afirma que estos pasivos corresponden a los compromisos de pagos adquiridos en diversos ejercicios fiscales con varios proveedores y prestadores de servicios.

El nuevo presupuesto asignado para la SSO para 2019 fue de 4 mil 256.6 millones de pesos. Hasta junio, el presupuesto había crecido a 5 mil 661.7 millones, de los cuales durante el periodo de enero-junio 2019 se utilizaron 2 mil 640.3 mdp.

Arrastra adeudos

La deuda de 9 mil 270 millones de pesos se suman otros compromisos de pagos adquiridos por la dependencia, resultado de demandas laborales, juicios mercantiles y civiles, así como recomendaciones y multas.

“Todos los importes son definitivos”, precisa el informe, “es decir, ya no son susceptibles de impugnación ante una instancia posterior. Asimismo, algunos importes son susceptibles de actualización hasta su pago total”.

Para el secretario general de la Subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez, el sector Salud en Oaxaca está colapsado: “Podríamos decir que los SSO están prácticamente en bancarrota”.

“No hay medicamentos ni insumos, y creo que el gobierno estatal debería poner los ojos (…) en cualquier contingencia no vamos a poder dar atención a la ciudadanía”, comentó. (Con información de El Universal) IZS

Compartir