FOTO: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

De visita en Zihuatanejo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, anunció que el Partenón -que años atrás construyó el «Negro» Durazo-, ya es propiedad del gobierno estatal y se convertirá en un centro cultural y de recreación.

Astudillo Flores adelantó que se tendrán que hacer algunas adecuaciones para que este sitio pueda ofrecer eventos culturales pero confió que los trabajos avancen con rapidez y pronto pueda volver a su inauguración.

“El Partenón” se construyó a finales de los años 70 del siglo pasado como una réplica del templo de Atenea en la Acrópolis de Grecia. Con tapices de terciopelo, grandes murales y maderas finas fue testigo de uno los capítulos más negros de la historia del país.

Días atrás, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), determinó infundado el recurso de reclamación que promovió Fracisco Arturo Durazo Garza, hijo del exjefe de la policía capitalina, Arturo «El Negro» Durazo, para recuperar la residencia conocida como “El Partenón”, ubicada en la bahía de Zihuatanejo, Guerrero.

Los ministros confirmaron el acuerdo del presidente de la Corte, Arturo Zaldívar por el cual desechó por improcedente el recurso de revisión que en su momento presentaron contra la sentencia de un Tribunal Colegiado del Estado de Guerrero, que avaló la expropiación de dicho inmueble.

Durazo Garza, en representación legal y en su carácter de albacea de las sucesiones testamentarias de su padre, Arturo Durazo Moreno, y su madre Silvia Garza Sáenz, reclamó que se revirtiera la expropiación que en 1989 llevó a cabo el gobierno de Guerrero.

ES DE INTERÉS

Islas Marías: Los muros de agua también caen

Crisis en el Partenón

Los 411 trabajadores en Islas Marías se quedarán… por ahora

Compartir