Foto: Facebook Pemex

Compartir

Ricardo Bernal

Petróleos Mexicanos (Pemex) refinanció su deuda con una colocación por cinco mil millones de dólares en los mercados internacionales de capital de dos bonos de referencia a 11 y 40 años.

Expuso que por primera vez logra colocar una emisión a 40 años, con lo que supera los plazos máximos de 30 años que venía logrando en los mercados internacionales.

Lo anterior refleja el amplio acceso de Pemex a los mercados financieros, así como la confianza de los inversionistas en la estrategia operativa y financiera de la actual administración, argumentó en un comunicado.

Para esta operación se contó con la participación de inversionistas de Estados Unidos, Europa y de América Latina principalmente, con una demanda cercana a los 26 mil millones de dólares, que equivale a 5.2 veces el monto total emitido.

La ejecución de la operación y gracias a la elevada demanda recibida se logró reducir el costo de financiamiento anunciado al inicio de la misma.

«Pemex colocó una nueva emisión de un bono a 11 años con un rendimiento de 5.95 por ciento y un bono a 40 años con un rendimiento de 6.95 por ciento».

Los niveles de precio se ubicaron por debajo de la también exitosa operación en el mes de septiembre del año pasado, cuando el bono a 10 años se colocó con un rendimiento de 6.85 por ciento y en el caso del bono a 30 años con un rendimiento de 7.7 por ciento.

Recordó que al final de la anterior administración la tasa de fondeo de Pemex en el mercado internacional fue de alrededor de 8.0 por ciento para una emisión a 10 años.

A la par de esta operación, la empresa anunció un ejercicio de manejo de pasivos encaminado a mejorar el perfil de amortización de deuda, por lo que parte de los recursos provenientes de la emisión se utilizarán para la recompra de los bonos con vencimiento en 2020 denominados en dólares, y el resto de los recursos se utilizarán con fines de refinanciamiento de la empresa.

Los agentes colocadores fueron las instituciones financieras Barclays, BBVA, BNP Paribas, JP Morgan, Morgan Stanley, MUFG, Scotiabank y SMBC.

«Es relevante mencionar que esta operación no incrementa el saldo de la deuda de Pemex, es decir, se trata de una operación de refinanciamiento de los vencimientos de este año, reiterando con ello el compromiso de continuar, por segundo año consecutivo, sin incrementar la deuda de la empresa». añadió Pemex. RB

Compartir