Foto: AFP

Compartir

AFP

La empresa FedEx demandó al gobierno estadounidense, porque considera que las restricciones de Washington a las exportaciones e importaciones en medio de las crecientes disputas comerciales y sanciones generan una «carga insoportable» para las compañías de envíos.

La compañía de envíos aseguró que las restricciones representan una «carga irrazonable para Fedex al tener que vigilar los millones de envíos que pasan por su red cada día» o enfrentar elevadas multas.

La empresa aseguró que es imposible para sus empleados determinar «el origen y la composición tecnológica de los contenidos de todos los envíos» que maneja y si cumplen con las leyes estadounidenses.

Además, Estados Unidos ha buscado vetar al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei del mercado estadounidense, así como limitar su capacidad de comprar tecnología.

Recientemente China pidió a FedEx explicar por qué un paquete de Huawei a Estados Unidos no fue entregado, en el segundo roce entre las dos compañías en menos de un mes.

Fred Smith, director ejecutivo de FedEx, explicó a Fox News que «Huawei es solo un emblema de este problema», refiriendo las «situaciones confusas» que pueden surgir cuando los empleados intentan cumplir con las restricciones.

«Según las regulaciones del Departamento de Comercio, se espera que seamos el policía de estos controles de exportación e importación. Además, pese a que manejamos 15 millones de envíos al día, si cometemos un error con cualquiera de ellos… nos pueden multar por 250 mil dólares por pieza», dijo.

China abrió una investigación a FedEx por haber mandado a direcciones equivocadas productos de Huawei.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo en entrevista a Fox News que «la regulación establece que las compañías de envío comunes no pueden a sabiendas procesar paquetes que contravienen las listas de la entidad o de otras autoridades de control de exportaciones».

«Pero no requiere que una empresa común de envíos sea un policía o sepa lo que hay en cada paquete», aseguró. 

Compartir