Foto: Facebook Tren Maya

Compartir

Redacción ejecentral

Las consultas a comunidades indígenas para obras como el Tren Maya y el corredor Transístmico no han cumplido los estándares internacionales, por lo que el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se muestra preocupado.

«El Comité toma nota con preocupación de la información recibida sobre la realización de consultas ciudadanas respecto de la ejecución de grandes proyectos de inversión como el Tren Maya y el corredor Transístmico que podrían afectar territorios de pueblos indígenas en las que no se ha tenido en cuenta a las comunidades de los pueblos indígenas», se lee en el documento “Observaciones finales sobre los informes periódicos 18ᵒ a 21ᵒ combinados de México*.

En el documento se recomienda garantizar el derecho de los pueblos indígenas a ser consultados respecto de cualquier medida que pueda afectarlos.

«En la mayoría de casos, los procesos de consultas con miras a obtener el consentimiento libre, previo e informado no son realizados de manera previa, no toman en cuenta los usos, costumbres, cultura y debida representación de los pueblos afectados, no se proporciona información clara, precisa y culturalmente adecuada, y, además, con frecuencia, son llevados a cabo en contextos de amenazas, criminalización y hostigamiento, perjudicando su carácter libre», se lee en el documento.

El Comité hace énfasis en el derecho de los pueblos indígenas a la tierra y el territorio por lo que piden diseñar y adoptar un procedimiento legal basado en una metodología “que permita garantizar el derecho que tienen a ser consultados respecto de cualquier medida legislativa o administrativa susceptible de afectar sus derechos”.

En el documento se puede leer que, también, preocupa que el Estado no cuenta con mecanismos para la protección, preservación, reclamación y restitución de las tierras, territorios y recursos tradicionalmente ocupados por pueblos indígenas.

Lee completo el informe


Compartir