Foto:Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

En medio del escándalo asociado a las «Manuelitas» o “Juanitas”, la diputación federal del Partido Verde Ecologista presentó una iniciativa de ley para castigar la violencia política contra la mujer.

El PVEM promovió la reforma a la Ley General en Materia de Delitos Electorales con la que busca sancionar con una multa de 50 a 300 días y de seis meses a dos años de cárcel para quien participe en la simulación de candidaturas.

Por su parte, el diputado Marco Antonio Gómez Alcántar afirmó que «no todos los fenómenos de índole electoral que se presentan deben ser atendidos necesariamente» por el árbitro electoral.

«El Consejo General del Instituto está compuesto por representantes del Poder Legislativo -razonó- cuya labor es coadyuvar con el Instituto para normar las conductas que generen una distorsión en la vida política electoral.»

La mejor forma de mostrar rechazo a conductas como las que tienen que ver con las «Manuelitas», es legislar para que «toda coacción, presión o amenaza a una mujer para que renuncie a un cargo legítimamente ganado, sea considerado como delito».

A principios de mes, en Chiapas (gobernado por Manuel Velasco, miembro de la dirigencia del PVEM) 25 regidoras y 10 diputadas locales renunciaron a sus cargos para dejarlos en manos de varones.

La mayoría de las renuncias corresponden a militantes del Verde y de los partidos locales Mover Chiapas y Chiapas Unido, todos apoyados por Velasco.

(Con información de Excélsior y Reforma) NM

Compartir