Foto: Fabrice Coffrini/AFP

Compartir

Redacción ejecentral

Tras las críticas de Michelle Bachelet sobre que las políticas migratorias de México son un retroceso en la defensa de derechos humanos, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) sostuvo que el país no está preparado para el cambio de flujo migratorio.

Esto comenzó cuando por la mañana Bachelet declaró estar “preocupada” por las políticas impuestas por México, Estados Unidos y Centroamérica.

“Me preocupa que las políticas que se están implementando actualmente en Estados Unidos, México y algunos países de América Central están poniendo a los migrantes en mayor riesgo de violaciones y abusos de los derechos humanos, y pueden violar los derechos de las personas vulnerables”, dijo Bachelet.

La diplomática estimó que la política migratoria impulsada por México es un “retroceso”, porque pone a los migrantes en una situación de riesgo de violaciones y abusos; además, externó su preocupación por la detención de niños migrantes, ya que es un elemento contrario al interés superior del menor.

Ante las declaraciones de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Martha Delgado, mencionó que el perfil de los migrantes que llegan a México cambió.

“México no estaba preparado para recibir la cantidad de niños, niños, adolescentes y mujeres que recibimos ahora. Estábamos más hechos a otro tipo de perfil de migrantes y esto lo tenemos como una altísima prioridad del Presidente; atender a estos menores que viene y también a las familias”.

ES DE INTERÉS

Migrantes africanos quieren nombrar AMLO a su bebé

#PEFMigración Recortan recursos para atención de migrantes

Compartir