Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

La Fiscalía Especializada en Atención de Delitos de Desaparición Forzada y familiares de desaparecidos realiza, por primera vez, diligencias en una Base de Operaciones de la Secretaría de Marina en Tamaulipas, esto con el fin de esclarecer el paradero de 36 personas desaparecidas entre febrero y mayo en la entidad.

El personal de la fiscalía ingresó a la bodega habilitada como base de operaciones en Arteaga y Leona Vicario, en la colonia Victoria de Nuevo Laredo, acompañados de efectivos del Ejército mexicano, Policía Federal y Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República.

El presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Raymundo Ramos, dijo que estas diligencias llegan por lo menos cuatro meses tarde, dado que el personal de la PGR en Tamaulipas no inspeccionó en las bases de la Marina cuando lo demandaron los familiares de las víctimas.

Desde mayo, se dio a conocer la desaparición de 43 personas en la entidad y los límites con Nuevo León, y señalaron que se desconoce el paradero de sus familiares desde que elementos de la Marina realizan operativos en la entidad.

Visita fue una burla

Tras la visita, familiares consideraron una burla, pues señalaron que pasó mucho tiempo para la inspección y que por la reciente remodelación de las instalaciones de la base.

“El objetivo era buscar evidencia, algo que los culpe y acepten que son culpables, y la verdad salí decepcionada, pues en el recorrido me sentí como una turista. Simplemente entré y me dijeron: ésta es la cocina, éste es el comedor, aquí duermen y ya”, señaló la familiar de un desaparecido a Milenio.

Señalaron que aunque el personal de la Marina fue accesible, no les convenció la inspección, sobre todo por las modificaciones a las patrullas.

“Era buscar alguna evidencia que demostrara que estuvieron ahí nuestros familiares y demostrarles que ellos, en las patrullas, fueron los que se los llevaron.

“Pero hasta las patrullas estaban recién pintadas y los asientos lavados, estaban muy limpios, uno se da cuenta porque vivimos en una ciudad muy polvorienta y la pintura se veía reciente”, señalaron.

Compartir