Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Luego de que un grupo de periodistas y reporteros de Iguala solicitaran a las autoridades garantizar el ejercicio de su labor, ante amenazas recibidas por parte del crimen organizado, los comunicadores se reunieron con representantes del Mecanismo Nacional de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Al respecto, Jorge Ruíz del Ángel, director Adjunto de Recepción de Casos y Reacción Rápida, así como Alfonso de la Roa, titular de la Unidad de Evaluación de Riesgos, ambos de la Secretaría de Gobernación, informaron que se crearán esquemas de reacción rápida para la protección a periodistas.

A través de un comunicado, el Gobierno de Guerrero informó que dentro de este esquema tendrían participación los tres niveles de gobierno.

Se acordó la realización de talleres de autoprotección a comunicadores y se capacitarán a los cuerpos policiacos de la entidad y del municipio de Iguala, con el objetivo de prevenir y dar protección a los periodistas.

El gobierno estatal reconoció la labor de todas las personas que ejercen el periodismo, así como de la libertad de expresión, por lo que refrendaron su compromiso por actuar de manera inmediata ante la amenaza recibida.

Y es que los periodistas denunciaron amenazas vía telefónica y por Whatsapp, “por acudir a coberturas y publicar distintos hechos de violencia, así como audiencias de abusos de autoridad por parte de corporaciones policiacas”.

En un documento divulgado por los propios comunicadores el pasado 13 de octubre, se describe que la noche del 5 de octubre hubo una amenaza generalizada contra el gremio, por parte de personas que se identificaron como parte de un grupo criminal.

En ella, se intimidó a un grupo de periodistas por acudir a una protesta que se realizó en la Fiscalía Regional, con sede en la ciudad de Iguala. Los comunicadores fueron advertidos respecto a que uno de ellos sería asesinado “en las próximas semanas”.

Asimismo, se les hizo saber que todos estaba ubicados, y en algunos casos se les dijo que también podrían atentar contra algunos de sus familiares. CJG

ES DE INTERÉS |

Compartir