Foto

Compartir

Redacción ejecentral

Como parte de la reestructuración de deuda anunciada el pasado 30 de junio por Aeroméxico, la aerolínea solicitó la cancelación de 23 contratos de arrendamiento de aviones, argumentando que no están dentro de su plan de negocios.

En “sus actuales esfuerzos para reducir los costos y racionalizar sus flotas, los deudores determinaron que el equipo en renta en exceso no se ajusta más en su plan de negocios y, consecuentemente, no será utilizado por ellos. Del mismo modo, los arrendamientos tampoco proveen beneficios actualmente a las finanzas del deudor o beneficios”.

Con esto, la aerolínea busca prescindir del arrendamiento de 19 aviones y cuatro motores, cuya decisión está en manos de un juez cuyo fallo será emitido el próximo 20 de julio.

Esta solicitud llega a solo unos días de haber solicitado la aplicación del Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas, sobre el cual, dijo anteriormente, utilizará para fortalecer su posición financiera y liquidez, proteger y preservar sus operaciones y activos, e implementar los ajustes operativos necesarios para hacer frente al impacto del Covid-19.

Actualmente Aeroméxico tiene un pasivo de arrendamiento de aviones por mil 300 millones de dólares y paga por casi 100 aeronaves un total de 36 millones de dólares mensuales, según lo informó la empresa.  CJG

ES DE INTERÉS |

Aeroméxico se acoge a Capítulo XI de Ley de Quiebras de EU

Acciones de Aeroméxico se desploman y cotizan en 2.68 pesos en la BMV

Aeromexico superará actual situación, tiene nuestro apoyo: CNET

Compartir