Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

En carta abierta titulada «En democracia se vale no estar de acuerdo», 104 personas y 70 organizaciones aseguraron que la victoria en las urnas no otorga licencia para ignorar ni descalificar a quienes piensan diferente, por lo que urgieron al presidente Andrés Manuel López Obrador a respetar la pluralidad de opiniones, escuchar las voces críticas y discrepar, pero de forma civilizada.

Es necesario que la ciudadanía se exprese y sea escuchada incluso cuando sus posiciones son críticas o contrarias a quien gobierna. Cualquier violación de este pacto cuestiona la convicción democrática de quien detenta el poder», señalaron en el texto.

Rechazaron que el presidente  descalifique y minimice el trabajo de distintos actores, mostrando particular rechazo a la labor de las organizaciones de la sociedad civil y los órganos autónomos.

«Consideramos inaceptable callar ante estas descalificaciones y por ello nos pronunciamos en pro de la defensa de nuestro derecho a participar y a ejercer la libre expresión. Para fortalecer dicho orden institucional es necesario que quien gobierna se someta a las leyes y a un ejercicio constante de rendición de cuentas.

De la misma manera, es necesario que la ciudadanía se exprese y sea escuchada incluso cuando sus posiciones son críticas o contrarias a quien gobierna», se lee enel terxto difundido a través de redes sociales.

Entre las personalidades que respaldan la misiva abierta se encuentra: Denise Dresser, Jorge G. Castañeda, Lisa Sánchez, Alberto Athié, Genaro Lozano, Luis de la Calle, María Elena Morera, Saskia Niño de Rivera, y organizaciones como México Unido Contra la Delincuencia, Observatorio Ciudadano, Redim y Reinserta.

«La violencia política en México no debe ser tomada a la ligera y el orden cívico -en el que el diálogo, el disenso, la discusión y el reconocimiento de todos como ciudadanos- debe ser el cimiento de la vida democrática. La pluralidad y la diversidad de opiniones son valiosas por sí mismas.

«Las sociedades que privilegian el pensamiento único rara vez generan un mayor bienestar y libertad para sus pueblos. La mejora de la sociedad depende de la existencia del desacuerdo. Por el bien de todos, acordemos discrepar de forma respetuosa y civilizada», agregaron. RB

Compartir