Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó una iniciativa para enviarla al Congreso y desaparecer la subcontratación, también llamado “modelo outsourcing”. 

La reforma toca legislaciones como la Ley Federal del Trabajo; Ley del Seguro Social; Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores; Código Fiscal de la Federación; Ley del Impuesto Sobre la Renta y Ley del Impuesto al Valor Agregado. 

Fundamentalmente la reforma prohíbe la subcontratación de personal, es decir, una persona física o moral no puede proporcionar o poner a disposición trabajadores propios en beneficio de otra. 

Sin embargo, no se considerará subcontratación de personal la prestación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas que no forman parte del objeto social ni de la actividad económica de la persona física o moral que contrata. Esto solo será válido si el contratista cuenta con autorización de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

A quien realice subcontratación de personal se le impondrá multa de 2,000 a 50,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, en 2020 esa infracción equivaldría a 173 mil 760 pesos y hasta 4.3 millones de pesos. 

El proyecto del presidente señala que los patrones que impidan la inspección de la Secretaría del Trabajo deberán ser multados con 250 y hasta 5000 veces la Unidad de Medida y Actualización (21 mil 720 pesos y hasta 43 mil 440 pesos). 

Otras de las sanciones para las empresas podrían ser acusaciones del delito de defraudación fiscal al no tener dentro del marco de la ley a todos sus trabajadores y no se les permitiría deducir impuestos. 

De ser aprobada la reforma del Presidente, entraría en vigor el 1 de enero de 2021. Además, las personas físicas o morales que presten servicios especializados o ejecuten obras especializadas, deberán de obtener la autorización de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en un plazo de seis meses.

Aquellos patrones que, previo a la entrada en vigor de la reforma hubiesen solicitado al Instituto Mexicano del Seguro Social la asignación de uno o más registros patronales por clase, contarán con un plazo de 120 días desde la entrada en vigor para dar de baja dichos registros patronales

Una vez concluido dicho plazo, aquellos registros patronales por clase que no hayan sido dados de baja, serán dados de baja por el Instituto Mexicano del Seguro Social, dice el proyecto. NR

Compartir