Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

En Italia, así como en otros países de Europa se han arreciado las medidas contra la Covid-19.

Tras un récord de contagios el sábado –20 mil en 24 horas para más de 500 mil casos y 37 mil muertos–, el gobierno italiano endureció de nuevo las medidas. 

Cines, teatros, gimnasios y piscinas cerrarán a partir del lunes y hasta el 24 noviembre. Los bares y restaurantes deberán dejar de servir después de las 18:00 horas, y el 75% de las clases en los institutos y universidades continuarán por internet.

«El objetivo es claro: mantener la curva de contagios bajo control, pues es la única manera de poder gestionar la pandemia sin verse sumergidos», explicó el domingo el primer ministro Giuseppe Conte.

Medidas en cambio no siempre bien recibidas. La noche del sábado al domingo, decenas de manifestantes de extrema derecha protestaron contra el toque de queda y se enfrentaron a la policía antidisturbios en el centro histórico de Roma.

«Esto nos va a destruir», declaró a la AFP Augusto d’Alfonsi, propietario de un restaurante en la capital. «Ya hemos perdido el 50% de nuestra clientela este año. Sin ayuda del gobierno, estamos acabados», aseguró a la AFP. (Con información de AFP) NR

Compartir