Compartir

Manuel Lino / Los Intangibles.com

Tras informar que la vacuna CoronaVac, de la empresa SinoVac con sede en Beijing, resulta eficaz contra las variantes del SARS-CoV-2 detectadas por primera vez en Sudáfrica e Inglaterra, el Instituto Butantan en Brasil inició con esta vacuna y financiamiento del estado de Sao Paulo un experimento a gran escala. 

Se vacunará, con excepciones como las mujeres embarazadas, a toda la población adulta, alrededor de 30 mil personas, de la localidad de Serrana, que tiene en total unos 50 mil habitantes, a fin de rastrear los efectos de la vacunación sobre la transmisión del coronavirus. 

La propuesta llama la atención porque Butantan fue el mismo instituto que, después de que se había reportado en Turquía que CoronaVac tenía una eficacia del 91.25 por ciento, informó que en el ensayo en Brasil había tenido una efectividad del 50.4 por ciento.

A lo anterior, se suma que aún no se ha dado a conocer si CoronaVac resulta eficaz contra la variante de preocupación P.1, detectada en el propio Brasil. El Butantan informó que actualmente está haciendo un estudio clínico en Manaos, la ciudad más afectada por P.1, y que los resultados se tendrán “pronto”.

CoronaVac es la primera vacuna “tradicional” de virus inactivado que ha sido aprobada (en México, Brasil, China, Chile, Colombia, Indonesia y Turquía); sin embargo, de acuerdo con el sitio Covid-19 Vaccine Tracker, aún no se han concluido ninguna de las cinco pruebas clínicas que están en marcha. Tampoco se presentaron los datos de su eficacia contra las variantes de preocupación.  

Compartir