Compartir

Jonathan Nácar

Desde hace una semana, el gobierno de México, a través de la Cancillería, ha expresado tanto de manera verbal como por escrito, el “profundo descontento” que nuestro país tiene con Estados Unidos porque no se compartió información respecto a la investigación en contra del general Salvador Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional, aseguró este jueves el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Lo dicho por el canciller, quien en la conferencia de esta mañana reveló que sobre el proceso del exsecretario Cienfuegos el gobierno mexicano valorará “una serie de acciones subsecuentes en función de los elementos que se vayan presentando a lo largo del juicio”, contradice lo dicho por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el 16 de octubre reconoció que él supo, hasta con 15 días de antelación a la detención del General, que había una investigación en curso que involucraba al exfuncionario, por información que le dio la embajadora Martha Bárcena. 

En la conferencia mañanera de este jueves, el canciller Ebrard señaló que habló con el embajador Christopher Landau, quien reconoció públicamente que sabía de la investigación contra el General desde agosto de 2019, quien le refirió que “él (Landau) me señaló simplemente que por disposición legal en Estados Unidos, por el Gran Jurado, él no podía comunicar nada, pero lo importante es que le manifestamos cuál es el sentir y el opinar de México respecto a esa acción”.

Diálogo. El canciller Ebrard señaló que habló con el embajador Landau, quien reconoció públicamente que sabía de la investigación contra el general Cienfuegos en agosto de 2019.

Contrario a esa postura, e instantes después de lo dicho por el canciller, el presidente López Obrador tomó la palabra para reiterar la importancia de “actuar con prudencia” en vísperas de las elecciones en Estados Unidos, a fin de que no preste a manipulaciones, al señalar que, “hemos llevado muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos, y queremos seguir manteniendo buenas relaciones porque es conveniente para el país, para los mexicanos”.

Sobre la propuesta de legisladores del PRI para que el gobierno federal brinde protección y apoyo en la defensa legal del General, señalado de delitos de narcotráfico y lavado de dinero, el presidente de la República dijo que, como a cualquier mexicano detenido en el extranjero, se le apoya con asistencia consular, pero descarto la posibilidad de que se utilicen recursos públicos para defenderlo. 

Compartir