Compartir

Elizabeth Hernández

La incautación general de estupefacientes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante el gobierno de Enrique Peña Nieto
—con Salvador Cienfuegos al frente de la dependencia— registró una disminución de 70% respecto a la administración anterior, lo que significa una diferencia de 8 mil 511 toneladas de drogas decomisadas menos que en el periodo de Felipe Calderón.

Aunque el decomiso de heroína y metanfetaminas subió durante el periodo de Peña, otros tres estupefacientes no mantuvieron el promedio de incautación de la administración pasada, e incluso, el embargo de marihuana tuvo una reducción dramática al pasar de 12 mil 151 toneladas entre 2006 y 2012, a 3 mil 655, lo que significa una disminución de 69.9 por ciento respecto al sexenio anterior.

Los otros estupefacientes con registros a la baja en incautaciones durante el gobierno de Peña Nieto son la cocaína, con una reducción del 53.5 por ciento, y la goma de opio, que pasó de 5.3 toneladas confiscadas con Calderón, a sólo 4 en los siguientes seis años, esto según datos abiertos de las operaciones en atención al narcotráfico de la Sedena.

Si se observa el periodo de Peña Nieto por sí mismo, el registro de incautaciones en general tuvo un repunte durante el 2015 al llegar a un tope de mil 151 toneladas de estupefacientes confiscados, pero este promedio se desplomó el año siguiente con una pérdida del 32.8% que afectó el embargo de todas las drogas y tuvo especial énfasis en la mariguana.

Datos del Observatorio del Programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) muestran que Tamaulipas fue el estado con la mayor cantidad de cocaína decomisada durante el sexenio de Felipe Calderón, mientras que Sonora lo fue durante los dos primeros años de Peña Nieto.

Jalisco fue la entidad con más embargos de metanfetaminas en la administración de Calderón, pero esto cambió durante los dos primeros años de la siguiente administración cuando las mayores incautaciones de esta droga se trasladaron a Sinaloa, estado que también ocupó el primer sitio en decomisos de mariguana durante estos dos periodos.

Compartir