FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

El pasado 7 de junio el gobierno de México y el de Estados Unidos llegaron a un acuerdo que evitó aranceles del 5 por ciento a bienes nacionales, a cambio la administración de López Obrador se comprometió a endurecer sus medidas de seguridad en la frontera; muestra de ello es que las deportaciones han crecido 33 por ciento.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM) a los que el diario El País tuvo acceso, al cierre de junio hubo 21 mil 912 personas deportadas, lo que representa 33 por ciento más que el mes anterior. 

En los siete meses que López Obrador lleva en el poder 82 mil 132 personas han sido devueltas a sus países, la cifra es 71 por ciento más que el año pasado, el último de Enrique Peña Nieto. 

Pasadas administraciones se quedan muy cortas en comparación con los números de López Obrador, pues en todo el sexenio foxista 23 mil 529 personas fueron deportadas.  

La política de migración del gobierno morenista tuvo que replantearse tras las amenazas de Trump, pues además del incremento de detenciones de migrantes, 6 mil elementos de la Guardia Nacional fueron desplegados en la frontera. 

Para diciembre de 2018 las detenciones de migrantes sumaban apenas 6 mil 637, mientras que para junio el número se había incrementado hasta 29 mil 153. 

Será el 22 de julio próximo cuando el gobierno de Estados Unidos evalúe si México ha hecho lo suficiente con las políticas migratorias o bien, aplicará los aranceles con los que amagó desde un inicio. 

Que México no cumpla con lo acordado sería el escenario idóneo para que la Casa Blanca pujara para que se acepte la condición de tercer país seguro y así poderle devolver a los solicitantes de asilo que crucen la frontera.

(Con información de El País) NR

Compartir