Compartir

Redacción ejecentral

Un enfrentamiento entre presuntos sicarios y elementos de la Policía estatal de Guerrero, en el municipio de Tixtla, dejó un saldo de al menos dos muertos y dos agentes heridos.

El Vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, informó que la Policía del Estado abatió a dos sicarios tras los hechos de agresión, los cuales iniciaron con una persecución en Chilpancingo, cuando un grupo de delincuentes hizo caso omiso al alto total señalado por la policía estatal.

Durante el enfrentamiento, los delincuentes utilizaron granadas y descendieron de una camioneta para intentar esconderse en una vivienda, lo que desató alarma entre los pobladores.

La Fiscalía General del Estado acudió a la escena de los hechos y comenzó las diligencias correspondientes para deslindar responsabilidades. MR/zdh

Compartir