Compartir

Redacción ejecentral

3138303531352d31323031353035313833333131

El uso de audífonos, ya sea para escuchar música o para realizar un trabajo, puede dañar el área auditiva de forma irreversible, si es que no se modera el volumen o si se usa por periodos prolongados.

Coral García Serrano, otorrinolaringóloga del Hospital General Regional No. 36 del IMSS Puebla, dijo que el escuchar música con volumen alto puede desencadenar una lesión que genera cierto grado de sordera que no puede recuperarse por completo.

Explicó que si se escucha música a 85 decibeles durante más de ocho horas seguidas, se puede presentar un trauma acústico irreversible, y si se escucha un sonido a 140 decibeles, en cuestión de minutos se presenta un daño irreversible en la parte interna del oído.

Los auriculares que se colocan dentro del conducto del oído externo, son los que mayor probabilidad tienen de generar un daño en la parte interna o núcleo del oído, la cual, se encarga de decodificar las ondas vibratorias que llegan al cerebro.

Mencionó que en ocasiones se combina la pérdida auditiva con otro tipo de síntomas como: insomnio, irritabilidad, dolor de cabeza, aumento de la frecuencia cardiaca y zumbido de oído.

El ruido ambiental como tráfico intenso, los aviones, las máquinas industriales, las motocicletas, se han convertido en un contaminante importante, y cuando se mezclan con la música de audífonos, pueden incrementar los decibeles hasta un nivel que resulta perjudicial

El 15% de la población entre 17 y 27 años de edad presentan daño a nivel de las frecuencias agudas.

La especialista recomendó no utilizar los audífonos pequeños, sino aquellos que cubren todo el pabellón auricular, además de dejar un reposo auditivo.

Vía Notimex

Compartir