Compartir

Jonathan Nácar

A 31 días de que se efectúen las elecciones más grandes de la historia reciente del país —y pese al incremento de casos de violencia política, así como de solicitudes de aspirantes para recibir protección del gobierno— para José Agustín Ortiz Pinchetti, titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) se percibe “una enorme tranquilidad en todo el país”. 

En entrevista con ejecentral, el jurista con maestría en Derecho Económico reconoció que pese a la situación de tranquilidad que advierten las 500 denuncias recibidas en lo que va del actual proceso electoral —de las cuales poco más de 400 han implicado una investigación —, aseguró que hay casos “graves en materia de violencia” y señaló que no es posible echar campanas al vuelo, pues en lo que resta del mes podría cambiar este clima de calma.

Para el exsecretario de Gobierno en la administración del actual presidente Andrés Manuel López Obrador como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, la viabilidad de contar con unas elecciones libres de violencia, “limpias, justas y equitativas”, tal y como, dijo ha trazado el Estado mexicano para la jornada el próximo 6 de junio, dependerá en gran medida de la voluntad política, particularmente de los gobernadores y el respaldo que deberán otorgar a sus respectivas fiscalías para procurar que este objetivo se cumpla. 

El hecho de tener unas elecciones en paz, a un mes de que se lleven a cabo, aún está en el aire. El también exdiputado federal, quien se enfrenta a sus primeras elecciones como fiscal electoral asegura que, aunque confía en que la tranquilidad se preservará en el territorio, la pasión entre los candidatos puede ser generadora de conflictos, por lo cual pidió no hacer juicios de manera anticipada. 

Utilizando expresiones similares a las recurridas por el presidente López Obrador, como el atribuir a actos de fe para considerar la colaboración de las autoridades en las entidades con la Fiscalía; o considerar como “travesura” la incidencia de delitos electorales, Ortiz Pinchetti señaló que el tráfico de despensas se ubica entre las conductas más recurrentes, como el tráiler con despensas que fue localizado en San Luis Potosí y que denunció el propio presidente en su conferencia mañanera del pasado 22 de abril. Sin embargo, el fiscal evitó revelar detalles sobre esa denuncia en particular. 

A un mes de que se realicen las elecciones, ¿cuál es el diagnóstico que tiene la FEDE sobre las condiciones del país? 

En principio, la primera semana estamos tomando el pulso a todo el país, porque tengo gente que está representándonos en los 32 estados, y hasta este momento vemos una situación de tranquilidad. 

Sí ha habido cosas graves en materia de violencia, pero no en el aspecto electoral. Francamente los reportes que estoy recibiendo en forma unánime de todos los estados a una primera semana que tenemos del famoso despliegue pues hay tranquilidad. Ahora, que eso se mantenga durante los famosos 30 días a los que te refieres, esa es otra cosa. Yo no podría ahorita hacer una previsión que esto vaya a pasar.

Tengo confianza en que las condiciones de tranquilidad se mantengan en la mayoría abrumadora de los estados. 

El último informe de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana dio cuenta de un aumento de solicitudes de protección por parte de candidatos, ¿este creciente nivel de violencia no se refleja en la incidencia de delitos electorales? 

No hay esa misma incidencia a nivel del conflicto electoral. Más bien hay una enorme tranquilidad en todo el país, pero yo creo que sí van a surgir, porque la pasión empuja a que haya encuentros y conflictos entre los candidatos y los partidos. Pero no podemos juzgar anticipadamente, señaló el fiscal.  

De acuerdo con la más reciente actualización de la consultora Etelleket, —hasta el corte del 5 de mayo—la cifra de delitos en contra de políticos y candidatos aumentó a 476, con un saldo total de 443 víctimas, 79 de las cuales se trataron de aspirantes o candidatos y políticos que fueron asesinados, lo cual equivale a un aumento del 64% en comparación con el mismo lapso del proceso electoral 2017-2018. 

Sin embargo, para el fiscal especializado en delitos electorales esta situación no figura en las preocupaciones de la fiscalía que encabeza, pues para ese tipo de incidencia es la Fiscalía General de la República, a la cual está adscrita la FEDE, la autoridad encargada de investigar esos delitos.

Ante el cuestionamiento de la injerencia del crimen organizado en el actual proceso electoral, el fiscal Ortiz Pinchetti reconoció: “En ciertas regiones sí, y eso es aparte, en eso no nos vamos a meter nosotros. Son delitos violentos de organizaciones criminales que la Fiscalía General de la República tiene varias agencias, varias unidades dedicadas a esa investigación. Nosotros somos un cuerpo básicamente pacífico, no nos vamos a meter en eso”. 

¿Cuál es la numeralia con la que cuenta la Fiscalía de las conductas que se han detectado?  

Más o menos han sido 500 denuncias, es muy poco en comparación con otros procesos, pero 500 denuncias hasta ahora cuando faltan 30 días, pero cuántas serán cuando se vaya acercando la jornada electoral. Hemos abierto 418 carpetas de investigación, todo se está investigando, y solo hemos desechado aquello que realmente está basado en suposiciones, en falsos contenidos, pero hay. 

Estamos preocupados porque hemos descubierto que muchas denuncias son acusaciones sin sustancia, inventos. Y esto nos empuja a hacer investigaciones que están destinadas a terminar en una abstención de investigar.

¿De qué manera está atendiendo o se está previniendo la Fiscalía con la cuestión de las noticias falsas y la llamada infodemia? 

El plan que tenemos es investigar. Investigar sistemáticamente y sólo desechamos aquellas denuncias que no tengan sustento real, pero, imagínate el esfuerzo que tenemos que hacer, tenemos que pedir el apoyo de la policía, y de las fiscalías locales, y hay un enorme esfuerzo que se pierde por estas calumnias o estos hechos sin consistencia real que tenemos que investigar, algunos de ellos son obviamente falsos, pero de todos modos tenemos que comprobar que estas falsedades lo son es serio.

Y en ese sentido añadió: “Para mí esto (las denuncias falsas) es una cosa que realmente debería ser castigada, las denuncias falsas deberían ser punibles”. 

De las denuncias reales, ¿cuáles con las principales conductas
detectadas? 

Un buen número son alteraciones al registro del INE, pero también hemos recibido denuncias de conductas como recoger las credenciales, manipular los programas sociales, la compra y coacción del voto, el condicionamiento de servicios públicos y una novedad que es que, por primera vez estamos investigando delitos de violencia política de genero contra las mujeres, este es un delito que hemos recibido muchas denuncias y que tiene que ser investigando a fondo. Hay una petición generalizada de los grupos de activistas que nosotros tenemos que atender”, precisó el fiscal. 

Precisamente sobre esa incidencia apenas el pasado 28 de abril, a poco más de 20 días de haber arrancado campañas en diversos estados del país, el Instituto Nacional Electoral informó sobre el aumento a 73 en las denuncias de violencia política en razón de género, en 53 de las cuales el instituto se declaró incompetente, por lo que fueron canalizadas a otras instancias para su resolución. 

Sobre las denuncias recibidas que sí implicaron una indagatoria, ¿se trata de un tema generalizado o hay zonas focalizadas de alguna incidencia? 

Hay en varias entidades el tráfico con despensas, claro que lo tenemos que investigar porque una cosa es que se denuncie y se oriente hacia un hecho y otra es que se pueda probar. Se está poniendo de moda esto de las denuncias por manipulación de despensas, vamos a ver cuando completemos las investigaciones que a veces son muy tortuosas. 

Por ejemplo, tenemos un caso de un camión con despensas que las gentes del partido contrario se subieron al camión y le fueron añadiendo pegotes de uno de los partidos rivales. Entonces, la audacia y el cinismo que eso implica, pero tenemos que investigarlo a fuerza. Estamos en la fase de investigar estos 418 asuntos que presentan condiciones de seriedad.

¿Entre estos temas está el tráiler que denunció el presidente en San Luis Potosí, nos podría dar detalles al respecto?

No necesariamente, es que hay una reserva y no puedo explicar a detalle, pero hay otras entidades donde también hay acusaciones por el tema de despensas”. 

Cuestionado acerca de si el presidente, a través de la Consejería Jurídica del Ejecutivo ha presentado más denuncias de ese tipo el fiscal respondió: “Se han presentado denuncias de parte del Poder Ejecutivo, no del presidente, del Poder Ejecutivo, o sea oficinas del gobierno a través de sus propios representantes”. 

De acuerdo con el fiscal José Agustín Ortiz, quien el pasado 24 de abril encabezó el banderazo del despliegue ministerial de la FEDE a fin de realizar la cobertura de vigilancia para los comicios del próximo 6 de junio, aunque se cuenta con escaso personal y omitió precisar cantidades en cuanto a recursos materiales para que la fiscalía a su cargo cumpla con su labor, aseveró que cuenta con el respaldo suficiente de la FGR para realizarla. 

“Nosotros hemos mandado aproximadamente a 80 agentes del Ministerio Público, y a 80 funcionarios administrativos, un número insignificante para la magnitud del fenómeno. Pero, contamos con 189 unidades de la fiscalía en todo el país; contamos con 4 mil 293 policías; casi mil 700 peritos; contamos además con un cuerpo de litigantes de lo mejor, de los fiscales probados, o sea en todo un conjunto, un equipo que abarca cientos, miles de personas”.

Ante lo cual subrayó, “por eso tenemos nosotros confianza de que con toda esta defensiva se pueda disuadir a los que quisieran hacer alguna travesura”. 

En ese sentido, ¿se completaron ya los convenios de colaboración con las autoridades estatales, de qué manera contribuyen estos tratados para disuadir realmente estas incidencias? 

Nosotros creemos que hay buena fe, voluntad política para cumplir. Sí, efectivamente hemos hecho 32 convenios con 32 entidades donde están comprometidos y los firmaron los fiscales de cada uno de los estados, y los firmé yo como representante de la Fiscalía electoral. Ahora, tenemos la esperanza de que haya una fuerte colaboración con las autoridades estatales, pero siempre hay un fenómeno de voluntad política que es decisivo. 

Cuestión de voluntad 

Para José Agustín Ortiz Pinchetti, quien en 2012 fue considerado por el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en su propuesta de gabinete para ocupar la titularidad de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en caso de que ganara las elecciones de ese año, las posibilidades de preservar las condiciones de “tranquilidad” en las que, reiteró, se mantiene el país, dependen de la voluntad política, particularmente de los gobernadores en los estados. 

Sobre esta “buena fe” que percibe, ¿considera que esta colaboración se mantenga lo que resta del proceso electoral? 

“Hasta ahorita sí, es como te hablo de la tranquilidad que se aprecia en todo el país. Sí estamos recibiendo apoyo de las entidades, de las fiscalías generales de cada estado. La respuesta es que vamos por los primeros signos, los síntomas de colaboración están funcionando”, puntualizó. 

Ante la pregunta de que, si en este clima de colaboración se podrían descartar focos rojos, o riesgos considerables, el fiscal refirió que, “se descartan por ahora, de acuerdo con los reportes que estamos recibiendo de todo el país vemos que hay condiciones de tranquilidad. Pero, eso puede durar o puede no durar”.

¿De qué depende esta situación? 

La voluntad política, por ejemplo, de los gobernadores, si los gobernadores verdaderamente hacen uno con los fiscales generales las posibilidades de las condiciones de violencia van a decrecer, pero si algunos gobernadores no tienen voluntad, pues vamos a ver muchos incidentes. La voluntad política de los gobernadores es una cosa fundamental.

¿Son estas las preocupaciones de la Fede? 

Sí, además de los primeros indicios que son positivos, los cuales tenemos que observar de esta conducta en los gobernadores como algo totalmente sólido, y si es así las elecciones se llevarán –las elecciones— en paz y se cumplirán los objetivos trazados por todo el estado mexicano, no sólo la presidencia de la República, elecciones limpias, justas y equitativas.

“Ese es mi objetivo, coincido con lo que he hecho durante toda mi vida que he luchado por la democracia”, sostuvo. 

¿Cuál sería en ese sentido el llamado que hace para conseguir un proceso electoral libre y democrático? 

La historia de la democracia mexicana es una historia que ha sido tortuosa y de violencia, depende de todos nosotros y de las autoridades electorales que se han unido para garantizar las elecciones limpias, así como de la ciudadanía que tiene el antecedente de todas las irregularidades que hemos vivido desde la fundación de la República”.

Entonces, Ortiz Pinchetti refirió que se trata de “un reto colectivo de enorme dimensión y la certeza que podemos tener de que México entre plenamente al concierto de las naciones democráticas”, concluyó. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir