Foto: AFP

Compartir

AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos se pronunciará este viernes por la noche sobre el plan de estímulo de 1.9 billones de dólares que impulsa el presidente Joe Biden para la economía, tras un revés en el Senado para el proyecto de subir el salario mínimo.

Una figura poco conocida del Congreso sacudió el jueves por la noche el avance de este plan que busca impulsar la economía en medio de la pandemia.

La responsable de los procedimientos parlamentarios, Elizabeth MacDonough, consideró que el texto no podía incluir el alza del salario mínimo a 15 dólares la hora como quería Biden, dado el formato de votación por mayoría simple resuelto por los demócratas del Senado. Normalmente se requieren 60 votos en 100 para este tipo de leyes, y en este caso con 51 votos el texto podría ser aprobado por la cámara alta.

Aunque algunos progresistas se indignaron y llamaron a no considerar la visión de esta funcionaria no electa, Biden dijo el jueves que «respeta» su opinión. Pero exhortó al Congreso a «avanzar rápidamente para adoptar el plan«.

Biden anunció que intentará impulsar por separado el aumento del salario federal mínimo, actualmente en 7.25 dólares.

La Cámara votará y con certeza aprobará este viernes el proyecto de ley original que incluye el alza del salario mínimo para 2025. Pero luego esa propuesta no podrá pasar en el Senado, lo cual augura un trámite parlamentario más largo.

Una vez aprobado por el Senado, el proyecto de ley volverá entonces a la cámara baja para lograr una versión final.

Cheques de mil 400 dólares

La eliminación del aumento del salario mínimo podría incluso facilitar la aprobación del paquete, ya que algunos demócratas moderados se oponían a esta idea.

El senador Bernie Sanders y otros demócratas estudian este viernes una alternativa para impulsar el alza del salario mínimo: introducir en el proyecto de ley una enmienda que crea penalidades fiscales para grandes empresas que pagan menos que «un mínimo vital».

Los demócratas moderados también podrían oponerse a esta idea.

El plan Biden apunta a sostener la economía y dinamizar la vacunación contra el coronavirus.

Prevé varios miles de millones de dólares para aumentar el ritmo de inoculación y los test, y también 130 mil millones de dólares para ayudar a escuelas y liceos a reabrir.

También nuevos cheques de ayuda por unos mil 400 dólares serán enviados a los estadounidenses, según su nivel de ingreso, y se extenderán los subsidios por desempleo hasta el 30 de setiembre de 2021.

Los demócratas prometieron adoptar medidas antes del 14 de marzo en materia de desempleo, cuando caducarán los subsidios.

ES DE INTERÉS|

Compartir