Compartir

Redacción ejecentral

Por primera vez en ocho años, en 2017 los ingresos totales del sector público registraron una reducción anual.

Al cierre de diciembre, los ingresos totales del sector público sumaron 4 billones 947 mil millones de pesos, que representa una caída de 3.7 por ciento real frente a lo obtenido en 2016, de acuerdo con el reporte de finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda.

Los ingresos petroleros y la recaudación mostraron variaciones anuales negativas. Tras el ingreso de 4 billones 120 mil millones de pesos, los no petroleros presentaron una disminución de 4.2% en términos reales.

Una menor recaudación de Impuesto al Valor Agregado (IVA), del Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS), y un menor crecimiento del Impuesto sobre la Renta (ISR), dirigieron la variación.

Desde 2014, la recaudación de IVA, representa cerca de 16.5% de los ingresos totales, y tuvo una caída real de 2.8%, sumando 816 mil millones de pesos.

Aunque tiene un menor peso dentro del total, el IEPS sufrió una caída de 15.7%, debido a menores ingresos por concepto de gasolinas y diésel, esto como resultado de los estímulos otorgados para suavizar el incremento en los precios de estos energéticos.

El que representa casi una tercera parte de los ingresos totales es el ISR, el cual tuvio una recaudación de 4.3% superior a lo que obtuvo en 2016, constatando con los avances mostrados en 2015 y 2016, tras la reforma fiscal, cuando presentó crecimientos anuales de 23.5 y 13.5% respectivamente.

También redujeron los ingresos petroleros, con una caída de 23.6% para el segmento correspondiente a Pemex, pero creció 33.8% el recurso que obtiene el Gobierno federal por este concepto.

Compartir