Compartir

Redacción ejecentral

HORIZONTAL SIN REDES

Hace un año se publicó el acuerdo que obliga a los gobiernos a “predecir” las necesidades de información de los ciudadanos y publicar en sus sitios de internet datos solicitados con frecuencia, pero pocos se han tomado en serio la misión

Juan Carlos Rodríguez
jcrodriguez@ejecentral.com.mx

Abres tu navegador de internet y tecleas la dirección de la Presidencia de la República, www.gob.mx/presidencia. Te diriges al enlace de “transparencia” y descubres una opción sugerente: “información socialmente útil”. Haces clic y esperas ver un menú con las recomendaciones informativas de la máxima instancia del Poder Ejecutivo. No se abre nada. El vínculo te reenvía al home. Piensas que es un error. Recorres nuevamente la ruta y vuelves a dar clic. Nada. El sitio te vuelve a mandar al inicio.

Pero tu hambre de información es grande y decides no darte por vencido. Ahora descubres que en otro menú del sitio hay una opción similar que dice “transparencia focalizada”. Haces clic. ¡Yes! Ahora sí se abrió el vínculo. Antes de explorar las opciones, notas que hay una breve descripción de la mina de oro que acabas de hallar. “Información proactiva con propósitos específicos, que propicia la generación de conocimiento público y contribuye a mejorar la toma de decisiones de los ciudadanos y las autoridades”.

Te frotas las manos. Comienzas la expedición. Te topas con la primera opción. ¿Comunicados? Un enlace con los boletines que todos los días genera la Presidencia. No es lo que esperabas, pero sigues explorando. ¿Mecanismos de atención ciudadana? Lees: “Identifica los mecanismos vigentes para hacer llegar todo planteamiento ciudadano al Sr. Presidente”. Debe ser preámbulo para el caudal de datos que te espera. Aún te quedan dos opciones en el menú. El tercero suena apetitoso: “Contrataciones de bienes y servicios”. Haces clic, pero, ¡oh!, decepción, es un vínculo que te lleva al Portal de Obligaciones de Transparencia donde se alojan dos mil 164 registros sin ordenar, sin jerarquizar, sobre las compras de la oficina de la Presidencia.

Decides no desanimarte y acometer con optimismo la cuarta opción. “Índice de los expedientes considerados como reservados”. Lo abres y te encuentras con un documento de Excel donde se describen las razones por las que cuatro solicitudes de información para conocer estudios de opinión de la Presidencia han sido rechazadas por tratarse de información “relevante para la toma de decisiones estratégicas”.

3 secretarías de Estado ofrecen información “proactiva” en sus portales de transparencia.

Un año de promesas

El 16 de abril de 2016 entró en vigor el acuerdo del Consejo Nacional del Sistema Nacional de Transparencia por el que se aprueban los Lineamientos para determinar los catálogos y publicación de información de interés público; y para la emisión y evaluación de políticas de transparencia proactiva.

Esta medida, auspiciada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), instruye a todos los sujetos obligados a colocar en sus sitios de internet no sólo la información básica que estipula la Ley de Transparencia, sino toda aquella que resulte “relevante o beneficiosa para la sociedad”, “útil para que los particulares conozcan y comprendan las actividades” que llevan a cabo las instituciones, y “que fomente la cultura de la transparencia, propicie la rendición de cuentas y contribuya al combate a la corrupción”.

PROACTIVOS SIN

Da click para ampliar

El objetivo de esta medida es avanzar en la cultura de rendición de cuentas y dejar atrás el esquema en que las instituciones sólo comparten datos si hay una solicitud de por medio, sino que se parte del principio de que las dependencias de gobierno, los partidos, los sindicatos y demás sujetos obligados son capaces de “predecir” las necesidades de información de los ciudadanos y entonces muestran datos fáciles de consultar y de interés general.

Es así como existen portales como el del propio Inai, que tiene un apartado denominado “transparencia proactiva”, en el cual el usuario puede hallar información sobre gastos de alimentación, gastos de telefonía celular de los comisionados, viáticos que se les han pagado a los servidores públicos, inversiones en nuevos inmuebles, contrataciones de personal y detalles sobre recursos ahorrados a partir de medidas de austeridad.

Se trata de información que el propio instituto sabe que es de interés ciudadano, toda vez que abundan las solicitudes en tal sentido y, además, ayuda a transparentar el manejo de los recursos en aspectos en los que la ciudadanía muestra especial atención.

Menú informativo

Abres de nuevo tu navegador y ahora tecleas la dirección de la página de la Secretaría de la Defensa Nacional, www.gob.mx/sedena. Desde hace más de una década esta institución encabeza la lucha contra el narcotráfico y las peticiones de información sobre esta materia se han multiplicado. Vas al vínculo sobre “transparencia”, y de ahí al de “transparencia focalizada”. Se despliega un amplio menú de opciones.

Ante la frecuencia de solicitudes de información sobre el desempeño de las Fuerzas Armadas, notas que el primer vínculo es “personal fallecido en aplicación de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico”. Abres el documento y te encuentras una tabla gigante que clasifica las muertes por grado militar de la víctima, agrupación, municipio donde ocurrió la baja, entidad federativa, fecha y una breve descripción del episodio. Te das cuenta que la tabla se actualiza mes con mes.

Además de las bajas, percibes que Sedena tiene recursos similares sobre los delitos del orden militar, operaciones contra el narcotráfico, comercialización de armas, adquisición de aeronaves y armamento, combustible consumido por los vehículos, parque vehicular, registro de armas, personal dado de baja, haberes del personal militar, etc. Antes de cerrar tu sesión te encuentras con una encuesta que pregunta si la información que consultaste fue útil, si fue de fácil acceso y si fue de sencilla comprensión.

Convencido de que información similar encontrarás en la página de la Secretaría de Marina-Armada de México, tecleas la dirección www.gob.mx/semar. Vas de inmediato al vínculo de “transparencia focalizada” y exploras el menú. “En este espacio encontrarás información de calidad, oportuna y accesible que puede ser de utilidad para tu vida cotidiana”, dice la institución en su portal.

Pero, para tu sorpresa, sólo hay cinco enlaces con información anodina. “Planteles educativos navales”, “oportunidades de empleo”, “cartas y publicaciones náuticas”, “información meteorológica” y “realiza tu solicitud de información”. ¿Por qué Sedena tiene un elevado nivel de detalle sobre información de seguridad y la Semar no? ¿Por qué la disparidad de criterios?

Bajas calificaciones

transparencias

omisión. De 20 secretarías analizadas, 14 utilizan el espacio de “transparencia focalizada” para promocionar programas de gobierno u orientar en la realización de trámites.

En marzo pasado, el Inai dio a conocer los resultados de su Métrica de Gobierno Abierto, herramienta que analiza el desempeño de los sujetos obligados en materia de rendición de cuentas. Una de sus conclusiones es que, en general, los gobiernos no publican información adicional a la prevista en la Ley General de Transparencia, con lo que se desacata el acuerdo firmado hace un año el seno del Consejo Nacional del Sistema Nacional de Transparencia. En una escala de 0 a 1, donde cero es pésima y 1 es excelente, los sujetos obligados obtuvieron una calificación de 0.15 en materia de “transparencia proactiva”, por lo que el Inai concluyó que existe un escaso interés por parte de gobiernos (federal, estatales y municipales), así como sindicatos, partidos y otras instituciones públicas, de “adelantarse” a las necesidades informativas de la ciudadanía y poner a disposición de los usuarios datos que consideren reveladores sobre el quehacer público.

Las instituciones federales están mejor rankeadas que las locales en cuestión de “transparencia proactiva” y tienen una calificación de 0.35 en la Métrica de Gobierno Abierto. Y entre las dependencias federales, las que tuvieron mejores notas fueron las del Poder Ejecutivo, que cuentan con un espacio denominado “transparencia focalizada”, donde se publica información intuitiva, a partir de las solicitudes plateadas por los ciudadanos.

>> “Aquí encontrarás Información proactiva con propósitos específicos, que propicia la generación de conocimiento público y contribuye a mejorar la toma de decisiones de los ciudadanos y las autoridades”, dice el sitio de presidencia.

Anarquía conceptual

Sin embargo, el comportamiento de las dependencias federales es muy dispar. ejecentral analizó los materiales que 20 secretarías de Estado subieron a los espacios de “transparencia focalizada” de sus respectivos sitios de internet y detectó que hay diversas interpretaciones sobre lo que debe contener el espacio, por lo que son utilizados de manera disímbola.

Por ejemplo, sólo hay tres dependencias que ofrecen información procesada, diseñada y presentada de manera específica para los usuarios de “transparencia focalizada”. Se trata de las secretarías de la Defensa Nacional, de la Función Pública y de Salud. En el caso de la segunda, muestra datos sobre compras gubernamentales, gastos en comunicación social desglosados por dependencia y el listado de servidores públicos amonestados por mal desempeño.

En tanto, la Secretaría de Salud muestra expedientes sobre presupuesto versus resultados, dictámenes de la figura del aval ciudadano, resultados de los exámenes de residencias médicas y la base de datos sobre proveedores que dan servicios a la dependencia.

Asimismo, de las 20 secretarías, sólo siete ponen a disposición del usuario informes y estudios sobre desempeño, sólo ocho revelan información sobre contratos y proveedores, y sólo seis comparten documentación sobre asignación de recursos. La mayoría de las secretarías de Estado utilizan el espacio de “transparencia focalizada” para promover servicios, dar orientación para la realización de trámites, promocionar programas, colocar vínculos para otros sitios de internet u ofrecer estadística básica de la dependencia en cuestión.

Uno de los casos emblemáticos es el de la Secretaría de Gobernación, dependencia que, después del IMSS, tiene el primer lugar en solicitudes de información. La dependencia que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong utiliza la “transparencia localizada” para promover servicios y como catálogo de vínculos para otras áreas.

En una situación similar están la Secretaría de Marina, de Hacienda, de Medio Ambiente, Economía, Educación Pública, Agricultura y Presidencia, por ejemplo, en las que prevalece la ausencia de información de interés público y sólo se encuentran anuncios de servicios y programas gubernamentales.

Y si así no lo hiciere…

El artículo décimo noveno del acuerdo refiere que “en caso de incumplimiento tanto en la elaboración del listado de información que se considera de interés público, como en la publicación de la obligación de transparencia, los responsables de las áreas de los sujetos obligados podrán ser acreedores a la medida de apremio o sanción, según corresponda, en términos de lo dispuesto en el Capítulo II del Título Noveno de la Ley General”.

La ley federal y de las entidades federativas establecerán los criterios para calificar las sanciones conforme a la gravedad de la falta, en su caso, las condiciones económicas del infractor y la reincidencia.

Asimismo, estimarán el tipo de sanciones, los procedimientos y plazos para su ejecución.

Compartir