Compartir

Elizabeth Hernández y Jonathan Nácar

La emergencia por la enfermedad de Covid-19 desató un ambiente de incertidumbre y crisis, pero también aceleró el proceso tecnológico con importantes innovaciones. 

Las empresas están preparando grandes novedades. Respecto a los dispositivos hay una tendencia creciente a usar Voice User Interface (VUI), hechas 100% sobre voz, conocidas como Alexa, Siri y Google Assistant; así podrás interactuar con más compañías con inteligencia artificial de las diferentes compañías para hacer pedidos y seleccionar tareas. 

Salud, renovada

A la par del avance en ensayos y aplicación de vacunas para prevenir la Covid-19 en diversos países, distintas disciplinas en la materia podrían, según las predicciones de expertos, registrar un notable desarrollo.

Además, la evolución en la atención de pacientes a distancia ha provocado una restructuración en ofertas de atención médica con mayor espacio para aprovechar tecnologías como dispositivos inteligentes, aprendizaje automático y herramientas de comunicación omnicanal para ofrecer experiencias más personalizadas. 

La atención médica comenzará a percibir los avances recientes de la inteligencia artificial empleada en soluciones basadas en el aprendizaje automatizado. Por ejemplo, como los proyectos en los que han invertido los institutos nacionales de salud para detectar y solucionar problemas en cuanto a la administración de medicamentos. En esa ruta, los hospitales se podrían consolidar en infraestructuras inteligentes, con sensores, cámaras y dispositivos que generen un monitoreo virtual del paciente a fin de prevenir y diagnosticar cualquier complicación que se le pueda presentar. 

La automatización de los sistemas basados en la nube para administrar las infraestructuras para permitir el crecimiento de la telesalud y una mayor coordinación en la atención son otros aspectos que podrían registrar un crecimiento exponencial. La pandemia urgió la necesidad de realizar una recopilación de datos centralizada y eficiente. Compañías como Microsoft, Amazon y Google habilitaron los sistemas de almacenaje y coordinación de información para la transformación digital en sistemas de salud y atención médica a distancia. 

La realidad aumentada, las tecnologías portátiles y el internet de las cosas para la atención clínica avanzan más hacia la robótica para cumplir tareas que van desde facilitar comunicaciones de videochat para pacientes hasta auriculares de realidad virtual que muestran el punto de vista en primera persona de un médico. 

 LA OLA QUE VIENE EN 2021

Evolución del teletrabajo 

Una mayor conectividad, confiable y veloz es uno de los principales desafíos de la quinta generación de tecnología y estándares de comunicación inalámbrica. La 5G es una realidad. 

Con el confinamiento, las videoconferencias y el trabajo a distancia se convirtieron en la cotidianidad. Así el acelerado repunte de herramientas como Zoom, Webex, Teams, Google Hangouts, GoToMeeting y BlueJeans, entre otras plataformas, intensificarán la explotación de la 5G para 2021, con lo que darán más soporte a aplicaciones y el internet de las cosas que generen edificaciones (oficinas y hogares) como centros de trabajo inteligentes. Además, permitirá reducir el uso de energía y optimizar la duración de la batería en dispositivos móviles.

Si bien el internet de las cosas ha sido un concepto recurrente en los últimos años, las previsiones apuntan a que los meses por venir esta interconexión se podrían consolidar en aspectos cotidianos que conectados a la red logran actuar en sinergia a fin de cumplir sus objetivos mediante instrucciones remotas. Cada vez son más las aplicaciones tan básicas en los hogares como electrodomésticos, cerraduras y sistemas de luz que se manejan mediante las órdenes a asistentes como Siri o Alexa.

El comercio en línea es otra área que más desarrollo evidenció en la pandemia, y que para las predicciones de 2021 podrían consolidar una mejor y más confiable experiencia de compra para cada usuario, quienes desean que cada proceso de compra sea confiable, pero cada vez más flexible y veloz. Instagram Shopping es un claro ejemplo del crecimiento en el ofrecimiento de ventas a distancia y la banca digital. 

Compartir