Compartir

Elizabeth Velázquez, Jonathan Nacar, Tomás de la Rosa y Francisco Aranguez

La disputa en las próximas elecciones no sólo será por el poder político, sino por el económico. Las 15 entidades que elegirán gobernador, que concentran 39.4 millones de habitantes, aportan el 35.0% del PIB nacional.

A esto hay que sumar que prácticamente los congresos locales de todo el país se renovarán, excepto en Coahuila y Quintana Roo, y mil 900 ayuntamientos están en disputa, lo que significa una pelea por el territorio, y el partido que lo conquiste podrá disponer de recursos presupuestales, mayor poder e influencia en los ciudadanos. 

Especialistas consideran que estas elecciones intermedias son vitales para concretar el proyecto político del presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero no será una contienda fácil, porque los datos revelan que el saldo de las políticas locales muestran un país fracturado por la violencia y la desigualdad. Y a esto hay que sumar un tercer problema, el de salud. La pandemia afectó gravemente a todos los estados en los que habrá elecciones a gubernatura, aunque de manera diferenciada.

Situación crítica

Once de los 15 estados que renovarán gubernaturas en estas elecciones tiene más víctimas de asesinato y feminicidio que cuando asumieron el gobierno. Hasta julio de este 2020, el 73% de estas entidades refleja alzas en las tasas de incidencia delictiva que van del 14 hasta el 170% más, respecto a cómo recibieron su mandato.

De las 15 entidades federativas que votarán por gobernador más de la mitad son gobernadas por el PRI: Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas. 

De ellas, la entidad más poblada es Guerrero y según los datos más recientes del Coneval, es la que tiene el mayor porcentaje de pobladores en pobreza con el 66.5%, y el menor Producto Interno Bruto (PIB) de entre los que tendrán elecciones para la gubernatura. Además tuvo un aumento de 16 mil 411 casos de Covid-19, y registró mil 815 muertes desde el inicio de la pandemia hasta el 12 de septiembre. 

Campeche obtuvo la mejor posición económica entre las otras 14 entidades, pues aporta 8.3% al PIB nacional, ha sumado solamente cinco mil 795 enfermos y 776 defunciones por el nuevo coronavirus durante el mismo periodo.

En cuanto a violencia, con excepción de Baja California Sur, Guerrero, Nayarit y Sinaloa, que al comparar las tasas de homicidios dolosos y feminicidios de los siete meses antes de que asumieron el gobierno, con las cifras que se registran en los primeros siete meses de este año, reflejan disminuciones en la cantidad de víctimas de homicidio y feminicidio. El resto de los estados está peor en estos indicadores.

Los casos más críticos, en cuanto al incremento de víctimas corresponden los estados priistas de San Luis Potosí, Colima, Sonora y Michoacán (gobernado por el PRD), donde las tasas por cada 100 mil habitantes de estos crímenes repuntaron en más de un 100 por ciento. Mientras que en el resto de los estados con aumentos en las tasas se ubican entre el 14 y 94 por ciento.

El caso de Nuevo León, la mayor economía industrializada en el país, aporta el 8.8% del PIB Industrial (minería, electricidad, construcción, manufacturas) y contribuye con el 10.9% del PIB del sector manufacturero nacional. Y tiene el segundo mayor PIB per cápita (de los estados en contienda electoral) con 796 pesos diarios, 83% más que el promedio nacional. Pero ha sido duramente golpeado por la pandemia.

Las defunciones acumuladas superaron el promedio nacional y si se considera el aumento directo, es decir aquellas entidades con mayor número de casos directos, Nuevo León ocupa el primer lugar al sumar 33 mil 822 contagios entre marzo y la segunda semana de septiembre. Le siguen Sonora y San Luís Potosí con 23 mil 114 y 20 mil 710 enfermos registrados respectivamente durante el mismo periodo.

En tanto, Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Querétaro que aportan el 7.5% del PIB nacional y casi 8.0 millones de habitantes, van a elecciones. En tanto, Morena tendrá en disputa a Baja California (3.4% del PIB nacional).

En cuanto a la Covid-19, Baja California Sur, Campeche, Colima, Nayarit, Querétaro y Zacatecas han registrado menos de mil muertes a causa del nuevo coronavirus hasta el 12 de septiembre, una cifra muy por debajo del promedio nacional de dos mil 240 defunciones por esta enfermedad.

La entidad con el peor registro en este rubro es Baja California con tres mil 349 víctimas fatales del nuevo coronavirus. En cuanto a la expansión de los contagios por Covid-19, Colima tuvo el mayor incremento porcentual al registrar un crecimiento de 59,728% desde el registro del primer caso en dicha entidad, lo que representa un aumento de cuatro mil 181 enfermos en siete meses. 

En cuanto a las cifras de violencia, con excepción de Baja California Sur, Guerrero, Nayarit y Sinaloa, se registraron disminuciones en el número de víctimas de homicidio y feminicidio. 

SIGUE LEYENDO:

Compartir