Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Hay un dato adicional sobre el caso Ayotzinapa, lo que terminó por enfurecer al fiscal Alejandro Gertz Manero, aseguran los muy bien enterados, es que las consignaciones que hiciera el encargado del caso, Omar Gómez Trejo, no soportaran el análisis de un juez a quien le pidió girar 46 órdenes de aprehensión contra exfuncionarios y funcionarios de Guerrero que estarían involucrados en la desaparición de los normalistas y se las negó.

Aunque la versión pública es que revisan si no es un caso de corrupción del juez Samuel Ventura Ramos —quien en su momento ha dado la libertad a policías de Iguala y otros presuntos implicados—, don Alejandro ya lo advirtió: la responsabilidad de lo que ocurra es del señor Gómez Trejo y deberá asumirlo. 

Compartir